Un empresario ruso quiere vender un pueblo con todos sus habitantes

Internacional 06 de enero de 2020 Por
El "paquete" que se oferta a 300 mil euros incluye a las 45 casas de los campesinos que viven en Vasílievka.
empresario-ruso-pone-a-la-venta-300.000-euros-una-aldea-habitada

En el Medievo los señores feudales no solo eran propietarios de la tierra, sino también de los campesinos que la trabajaban. Estos siervos de la gleba eran cuasiesclavos, sin derechos más que los que les quisiera conceder su dueño. En Rusia, en la época zarista, este sistema, que privaba a los campesinos de la libertad de trabajo, es decir, de abandonar la tierra, se extendió hasta ya mediados del siglo XIX. En 1861 fue eliminado. Pero hasta aquel año, las tierras se vendían junto con los campesinos que las poblaban.

Aquella época es la que parece haber inspirado a un empresario ruso de la fría región de Krasnoyarsk, quien a principios del mes pasado publicó un anuncio en el portal de venta de propiedades move.ru en el que ponía a la venta la aldea de Vasílievka, en el distrito de Idrínskoye, ubicado en el sur de esa provincia siberiana de 2,8 millones de habitantes y a unos 4.100 kilómetros de Moscú. El texto especificaba que la aldea "cuenta con infraestructura compuesta de líneas eléctricas y de teléfono, además de cañerías de agua, con una torre de 300 metros cúbicos". Recordaba, además, que el distrito de Idrínskoye le había otorgado "5.000 hectáreas de tierra en usufructo indefinido, de ellas, 1.250 en cultivo".

rusia

El empresario asegura que en ella se construyó además un complejo agropecuario, una granja de gansos, un complejo para cereales con depósito de 32 toneladas, garajes y zona de reparaciones. "Excelente lugar para la caza y la pesca", afirmaba, agregando que lo vende a bajo precio. Por el paquete, que incluye las 45 casas de los habitantes de la aldea, el empresario pedía 20 millones de rublos, es decir, cerca de 289.000 euros.

El canal ruso NTV contactó al empresario, que no quiso revelar su identidad, y le preguntó por teléfono si la gente de la aldea estaba incluida en el paquete. "Por supuesto. Viven allí, pero son libres", fue la respuesta. Cuando le preguntaron si se podía echar a los habitantes, contestó: "El dueño manda. Compre y después haga lo que quiera".

THE TIMES

Noticias y actualidad de Chile y del mundo. Política, economía, deportes, cultura, ciencia, ocio y sociedad



Recibe en tu correo las noticias más importantes del día

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En THE TIMES CHILE valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

Te puede interesar