El Diario Electrónico

Personas LGBTI: 47% reportó aumento de discriminación tras aparición del Covid

0 2,803

El Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) dio hoy a conocer los resultados de la segunda encuesta “Las personas LGBTI frente al Covid-19 en Chile”, la cual fue aplicada entre el 15 de junio y 12 julio pasado a 690 lesbianas, gays, bi, trans e intesex (LGBTIQ+) de todas las regiones del país.

El primer sondeo había sido aplicado a inicios de abril pasado, cuando el 51,1% de los/as encuestados/as se encontraba con algún tipo de cuarentena. En tanto, al desarrollarse la segunda encuesta, el 71.2% vivía en confinamiento.

“El incremento de las personas en cuarentena, sumado a un mayor número de días en confinamiento, ha tenido sin duda un impacto en los casos de homo/transfobia reportados por las personas LGBTI;  principalmente al interior de sus casas o barrios; pues los abusos han aumentado, mientras que la percepción sobre la discriminación se ha agudizado. La comparación entre el primer y segundo sondeo nos permite llegar a estas conclusiones que alertan sobre  impacto específico  del COVID-19 en sectores vulnerables o históricamente discriminados, como es la población LGBTI”, señaló el representante del Movilh, Ramón Gómez.

El 51,4% de los/a encuestados/as piensa que el Covid-19 tiene entre sus efectos un incremento de la discriminación contra las personas LGBTI, mientras que en abril solo un 44,3% estimaba ello.

Muy en sintonía con esa percepción, el 13.5% denuncia que ha sido discriminado por su orientación sexual o identidad de género desde la aparición del Covid-19, cifra que en abril alcanzada el 9.2%.

En el 51.1% de los casos la discriminación se tradujo en agresión verbal, en  el 41,5% en psicológica y en  el 7.4% en violencia física, mientras en abril los porcentaje era de 62%, 35,8% y 2.2%, en forma respectiva.

“Esto significa que en solo tres meses, es decir desde abril a julio del 2020, las cuarentenas derivaron en que la discriminación incrementara  4.3 puntos porcentuales, con aumentos de 5.7 puntos en las agresiones psicológicas y de 5.2% en los ataques físicos”, señaló el Movilh.

Además, el 47% reporta un aumento de  “los conflictos familiares o de convivencia con vecinos/s a raíz de la orientación sexual o identidad de género”, nueve puntos porcentuales más que en abril del 2020.

Estos conflictos y casos de discriminación de parte de familiares o vecinos/as se tradujeron en violencia física (3%), psicológica (56%) y verbal (41%), En abril, los cifras eran de 1.2%, 58.2% y 40.6%, en forma respectiva.

Sin embargo, solo el 9% denunció la discriminación, un punto porcentual más que en abril del 2020. El 45% relató que las cuarentenas o los toques de queda le  impidieron u obstaculizaron denunciar o buscar ayuda frente a la discriminación, porcentaje similar al de abril del 2020 (45,3%).

Asimismo, el 32,6% reporta que ha conocido de alguna persona que lo está  pasando mal en su casa  o barrio porque sus familiares o vecinos no aceptan su orientación sexual o identidad de género, 5.1 puntos más que en abril del 2020.

Al momento de aplicarse el estudio, el 71,2 se encontraba con cuarentena total (60.6%) o parcial (10.6%) versus un 28.8% sin confinamiento, una situación muy distinta a la de  abril del 2020. En esa fecha, el 51.1% se encontraba en cuarentena total (23,1%) o parcial (28%), mientras el 48.9% no estaba confinado.

Del total, el 14% está en cuarentena por haber estado en contacto con personas o lugares considerados riesgosos, cifra similar al 15,3% de abril anterior.

El aumento del número de personas población en cuarentena, trajo consigo una mayor percepción o constatación del impacto del virus en la realidad específica de las personas LGBTI.

El 36,5% piensa que el virus tiene efectos más grave en las personas LGBTI que en las heterosexuales y el 20,2% no lo sabe, mientras en abril las cifras eran de 29,6% y 22,8%, en forma respectiva.

Como consecuencia, el 61,1% estima que el Estado debiese implementar medidas que ayuden de manera focalizada a la población trans a enfrentar el virus, porcentaje que baja al 32,3% cuando se trata de mujeres lesbianas o bisexuales y al 31% en relación a hombres homo/bisexuales. En abril los porcentajes eran de 46.6%; 25,9% y 23,7% en forma respectiva, es decir  14.5, 6.4 y 7.3 puntos porcentuales menos que tres meses más tarde.

En la misma línea, el 87% cree que el Covid-19 afectará el avance de los derechos LGBTI en el campo legislativo y de políticas públicas durante todo el año, 8.6 puntos porcentuales más que quienes en abril  pensaban de igual manera.

Con todo, el 93.7% está de acuerdo con suspender todo evento masivo pro-derechos LGBTI durante el 2020 si es que el contacto social sigue siendo un riesgo. En abril, el 92,6% pensaba igual.

Además, solo un 3.8% piensa que el Estado está haciendo lo necesario para ayudar a las personas con VIH en el marco de la pandemia, cifra que era de un 5.2% en abril. Por lo mismo, un  97.2% considera que debiesen implementarse medidas para que las personas con VIH puedan acceder a su medicamentos de una sola vez para varios meses con el fin de evitar exponerse al Covid-19. En abril un 95,8% pensaba aquello.

Para el 98,8% de las personas LGBTI su vida cambió totalmente (44,8%), mucho (43,5%) o poco (10.5%)  desde la aparición del Covid-19. En abril la percepción era parecida, pero con 10,3 puntos menos en el caso de quienes experimentaron una transformación total en su rutina, que en esa oportunidad alcanzaron el 34,5%.

Uno de los impactos más significativos  se aprecia en el 5.5% de los encuestados que declara haberse contagiado con el Covid-19, mientras un 6.7% sospecha que lo tiene, pero no se ha realizado el examen, en circunstancias que en abril nadie reportó haber adquirido el virus y un 4.3% pensaba que podía tenerlo.

En un ángulo similar, el 30% dice que ha participado de manera voluntaria de actividades que han buscado prevenir o enfrentar los efectos del Covid-19, 5,6 puntos menos que en abril del 2020.

Dejando al margen a los enfermos crónicos, los/s encuestados/as estiman que entre los grupos más afectados por el Covid-19 se encuentran las personas en situación de calle (60,8%), seguidas por las personas con capacidades diversas (42,9%), por los inmigrantes (32,5%), por los/as trabajadores/as sexuales (29.3%), por la población LGBTI (24,8%), por las mujeres (20,6%) y por los pueblos originarios (15,25%). El 39,2% estima que todos estos sectores son igualmente afectados.

Estos números son similares a los arrojados en abril. En ese ocasión, los encuestados/as estimaron que el sector más afectado por el Covid era las personas en situación de calle (60,9%) seguidas por las personas con capacidades diversas (36,9%), por los/as trabajadores/as sexuales (36,9%), por los inmigrantes (29,4%), por la población LGBTI (20,6%),  por las mujeres (18,3%) y por los pueblos originarios (18,3%). El 48,4%  señaló en la primera encuesta que todos estos grupos humanos estaban afectados.