Captura De Pantalla 2024 04 12 A Las 15.32.33

Descifrando el enigma de “más Narbona, menos Craig” que el presidente Boric evitó responder

Abril 12, 2024

En medio de la inauguración de una planta desalinizadora en la mina Los Pelambres, el presidente Gabriel Boric pronunció unas palabras enigmáticas que han desatado controversia en el ámbito político. Tanto sus ministros como los periodistas se han mostrado perplejos ante la reflexión del mandatario.

Durante su discurso, hizo un llamado a la confianza y al optimismo, instando a trabajadores y empresarios a colaborar estrechamente en aras del progreso. Asimismo, enfatizó la importancia de la colaboración público-privada y abogó por dejar de lado los prejuicios hacia las empresas, instando a evaluarlas según su desempeño y contribuciones, en lugar de basarse en estereotipos arraigados.

En una nota más críptica, invitó a los empresarios a abandonar la actitud soberbia que los lleva a menospreciar a los gobiernos elegidos democráticamente. Con una analogía peculiar, el presidente concluyó su intervención con la frase: “Más Narbona, menos Craig“.

En una entrevista con radio Duna, la ministra  Tohá confirmó que se estaba refiriendo a la familia Luksic al señalar que era necesario buscar formas de debate constructivas que logren concretarse. Expresó que el mensaje del Presidente iba en esa línea, promoviendo un enfoque más constructivo y menos paralizante o descalificador.

Tohá explicó que, según el Presidente, Narbona (Fontbona) representa la actitud constructiva que se debe seguir, sugiriendo que se busque una forma similar para avanzar en las discusiones. Destacó que avanzar en las discusiones no significa evitarlas, ni dejar de sentir pasión por las propias ideas, sino más bien, evitar el deseo de destruir al otro. Subrayó que es imprescindible superar esa actitud destructiva.

Asimismo, Tohá rechazó la utilización del adjetivo “destructivo” al referirse a Luksic Craig, indicando que el Presidente intentaba promover un estilo menos confrontacional en contraposición a otro estilo, sin etiquetar específicamente como destructivo al mencionado.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que las frases políticas pueden ser interpretadas de diferentes maneras, y la explicación exacta de lo que Boric quería transmitir con esta frase solo él mismo podría proporcionarla.

Tras más de treinta días de ausencia en la atención a los medios en La Moneda, Gabriel Boric retomó el contacto con los periodistas, manteniendo su característico estilo comunicativo, sin tocar el tema de su enigmática expresión.  “Más Narbona, menos Craig“.

Reflexión que no había tenido explicación. Y seguirá así. “Mucho tiempo de esa polémica, estoy preocupado de cosas mucho más importantes en este momento”, fue su escueta respuesta. Con tono molesto, y ante la insistencia de un periodista, Boric reiteró su primera respuesta y agregó: “yo le respondo a los chilenos y chilenas”.

La célebre frase cuya respuesta el mandatario evitó explicar.

La frase “más Narbona, menos Craig” fue utilizada por Gabriel Boric durante su campaña política, refiriéndose a dos figuras políticas chilenas, Isabel Allende, conocida como “Narbona”, y Andrés Allamand, también conocido como “Craig”.

Esta frase era parte de la visión de Boric de un Chile diferente, en la que pretendía cambiar el enfoque de las políticas neoliberales hacia un enfoque más social.

En este caso, Boric parece estar expresando su preferencia por un estilo político más cercano al de Isabel Allende, que se caracteriza por ser más comprometido con la justicia social y los derechos humanos, en contraposición a un estilo más conservador representado por Andrés Allamand.

La frase en la inauguración de una planta desalinizadora en la mina Los Pelambres

La frase “más Narbona, menos Craig” es una referencia a la familia Luksic, específicamente a Jean-Paul Luksic Fontbona y Andrónico Luksic Craig, dos hermanos que tienen diferentes enfoques para dialogar con el actual gobierno. Jean-Paul Luksic Fontbona, denominado “Narbona” ​​en la frase, es visto como más abierto al diálogo, mientras que Andrónico Luksic Craig es considerado más crítico con el gobierno. La frase fue utilizada por el presidente Gabriel Boric durante la inauguración de una planta desalinizadora propiedad de la minera de la familia Luksic, Antofagasta Minerals, para incentivar un estilo de diálogo más constructivo y menos confrontación o parálisis en las discusiones entre el gobierno y el sector empresarial.