The Times en Español – El Diario Electrónico The Times en Español – El Diario Electrónico

Los talibanes tienen un registro de personas LGBTQ+ con orden de captura y ejecución

A través de un meticuloso mecanismo de inteligencia, los extremistas que gobiernan Afganistán logran identificar a personas de la comunidad LGBTQ+. Según informes, son sometidos a las peores formas de tortura y muerte.

Mundo 04 de noviembre de 2021 The Times en Español The Times en Español
afganistan-kabul-talibanes-1220627

El régimen talibán de Afganistán ha elaborado una detallada lista de homosexuales que hay que capturar y ejecutar, lo que obliga a muchos de ellos a esconderse, según nuevos informes. Los activistas defensores de los derechos LGBTQ+ afirman que son cientos los hombres afganos que solicitaron ayuda urgente para escapar de la cacería y una muerte segura.

Durante su primer gobierno (1996-2001), los talibanes impusieron las ejecuciones a los hombres homosexuales. El ascenso al poder de gobiernos prooccidentales, después de 2001, supuso solo una ligera inflexión: la homosexualidad seguía siendo considerada una infracción penal, pero la pena de muerte solía ser conmutada por una pena de prisión. 

Pero ahora, tras su retorno al poder, los talibanes tienen un registro de afganos homosexuales con orden de captura, arresto y ejecución, según Kimahliu Powell, director ejecutivo de Rainbow Railroad, la única organización internacional LGBT+ con base en Afganistán.

Este es un momento realmente aterrador para estar en Afganistán. Ahora sabemos con certeza que los talibanes tienen una 'lista de asesinatos' circulando, que identifica a las personas LBTQ+”, dijo Powell a la cadena France 24.

Un meticuloso trabajo de inteligencia para elaborar la lista de condenados
Powell dijo que es probable que los talibanes hayan prestado mucha atención a los nombres de las personas que grupos de derechos extranjeros intentaron evacuar en las semanas previas a la retirada de las tropas estadounidenses y aliadas de Afganistán.

Después de la caída de Kabul, se compartió mucha información”, aseguró el activista. Es probable que los que no pudieron ser evacuados hayan sido agregados a la "lista de asesinatos" de los talibanes ya que sus identidades fueron expuestas, agregó.

Powell afirmó que los talibanes se han sumado a la "lista de asesinatos" a través de esquemas de "trampa" y filtraciones de datos: "Algunas personas que se comunicaron con nosotros nos contaron que recibieron un correo electrónico misterioso de alguien que afirma estar conectado con Rainbow Railroad pidiendo su información y pasaporte", dijo Powell. "Así es como sabemos que se filtró la información".

La ONG ahora está ayudando a los miembros de la comunidad LGBT+ amenazados a encontrar refugio en casas seguras antes de llevarlos “por tierra o por aire” al extranjero. “Puedo garantizarles ya ahora mismo, que el número de solicitudes que recibiremos este año se disparará”, anticipó Powell, que ya recibió 700 solicitudes de ayuda este año y sabe que alrededor de 200 más “necesitan una evacuación inmediata”.

“Nos matan de forma muy brutal. No como a los demás”


Las leyes afganas ya prohibían la homosexualidad, ya que las personas que tenían relaciones sexuales con personas del mismo sexo recibían penas de prisión y eran perseguidas de forma generalizada. De 2001 a 2021, "la comunidad LGTB tenía muchos problemas a causa de la policía y de la sociedad, pero había adquirido un poco de libertad", señala Artemis Akbary, cofundador de la asociación Afghan LGBT, refugiado en Turquía.

Un informe de 2020 del Departamento de Estado de EEUU 2020 dijo que las personas afganas LGBTQ+ enfrentaban “discriminación, agresión y violación”, así como acoso y arresto por parte de las autoridades.  “La homosexualidad era vista como un tabú e indecente”, decía el informe.

Pero la interpretación extremista que los talibanes tienen de la Sharia -ley islámica- prohíbe estrictamente la homosexualidad y debe ser castigada con la muerte, a menudo de formas particularmente brutales. Y de los principales responsables de la toma de decisiones, Waheedullah Hashimi, recordó que su régimen el país se regiría por “la ley Sharia y eso es todo”.

"Muchas personas huyeron a Pakistán, algunas lograron pasar a Irán", explica Arnaud Gauthier-Fawas, portavoz de inter-LGTB Francia. Para los que se quedaron, "está claro que la reapertura del Ministerio de la Promoción de la Virtud y de la Represión del Vicio es, de lejos, la espada de Damocles más peligrosa".

En una entrevista con Fox News tras la retirada de Occidente, el francotirador de las Fuerzas Especiales de Estados Unidos Tim Kennedy, que sirvió tanto en Afganistán como en Irak, dijo que había visto personalmente a combatientes talibanes quemar vivos a homosexuales y arrojarlos desde los techos.

Es bien sabido que los talibanes han ejecutado a muchas personas LGBTQ cuando estaban en el poder y ha habido informes de asesinatos de hombres homosexuales desde que asumió el poder en agosto de este año”, dijo Aws Jubair, director del Proyecto Aman, un grupo que aboga por la comunidad LGBTQ en el Medio Oriente. Califica a la comunidad LGBTQ como “la minoría más vulnerable del país”, incluso más que las mujeres.

En julio, un juez talibán, Gul Rahim, de 38 años, habló con total naturalidad sobre derribar muros contra hombres homosexuales como forma de ejecución en el centro de Afganistán. Semanas más tarde, un hombre gay fue sacado de su escondite en Kabul por dos combatientes talibanes que se hicieron pasar por un amigo que ofrecía un pasaje seguro fuera del país, pero fue violado y golpeado por ellos y, finalmente, denunciado a su propio padre.

En agosto pasado, en comunicación con un tabloide británico un afgano dijo: “Nos matan de forma muy brutal. No como a los demás, a los que matan con una pistola con una bala. Utilizan el fuego, o nos decapitan o apedrean, y disfrutan con ello: es aceptable para ellos”. Y relató que su mejor amigo se suicidó cuando perdió toda esperanza: “Intenté animarlo, darle esperanzas, pero no va a volver y no puedo olvidar ese momento. Vivía como una sombra y se fue como una sombra”.

Muchos hombres y mujeres ya no salen de casa, y tratan de borrar cualquier rastro de su vida anterior, tanto en las redes sociales como en la calle. Cuando llegaron los talibanes "dejamos de salir de casa durante dos o tres semanas", dijo Abdullah -nombre ficticio-, un homosexual de 21 años de Herat. "Desde hace poco, hemos vuelto a salir, intentamos tener una apariencia simple para que los talibanes no nos identifiquen".

Conforme a los criterios de

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. The Times en Español  valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

Newsletter

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email

Te puede interesar

Nuestras Redes Sociales

Lo más visto

Newsletter

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email