El gobernador de la Región Metropolitana, Claudio Orrego , anuncia su renuncia a la Democracia Cristiana

1 minuto de lectura
Hace 2 años

El gobernador de la región Metropolitana, Claudio Orrego, anunció su decisión de renunciar al partido Demócrata Cristiano, donde permaneció por más de 33 años.

Después de 33 años en el partido Demócrata Cristiano he decidido renunciar a mi militancia. Esta ha sido una decisión triste pero también muy meditada”, comenzó expresando a autoridad a través de una misiva.

En este sentido, comentó que “me unen a ustedes una linda historia de servicio a nuestro país. Juntos luchamos pacíficamente por la defensa de los derechos humanos y el retorno a la democracia, desde el movimiento estudiantil y también de agrupaciones como el Movimiento contra la Tortura Sebastián Acevedo”.

“Soy de los que trató de cambiar esta realidad desde las distintas responsabilidades que me correspondió ocupar, tanto dentro como fuera del partido, y siento que no pudimos revertirlo. Por cierto, respeto mucho a los que siguen intentando cambiar esto desde adentro, con tanta generosidad como coraje. Yo ya me desafecté y no quiero seguir invirtiendo las energías que me quedan en un ambiente donde ya no siento que se viva un espíritu comunitario y de respeto mínimo que se necesita para hacer política juntos”, agregó.
De acuerdo con lo que sostuvo, él seguirá en política. “Es mi vocación del alma y a la cual espero dedicar los años que me quedan de vida. Nuestro país vive momentos muy difíciles, y van a exigir de nosotros una gran dosis de patriotismo y compromiso. Quizás tan grande como el que dimos en los tiempos de la dictadura”, dijo.
El gobernador enfatizó en que “esta ha sido una decisión triste, pero también muy meditada” y agradeció “a todos y todas mis camaradas por todo lo compartido, todo lo aprendido, y todo lo hecho juntos por nuestro Chile”.
Para mí fue un honor representarlos en tantas batallas electorales. Espero de corazón seguir trabajando juntos por engrandecer nuestro país, aunque ya no lleve la camisa con la flecha roja”.
Finalmente, Orrego agradeció a “todos y todas mis camaradas por todo lo compartido, todo lo aprendido, y todo lo hecho juntos por nuestro Chile“.