The news is by your side.

Traducciones científicas, un pilar esencial para la investigación

5,343

No fue hasta el siglo XX que se le comenzó a dar a traducción científica la importancia que tiene. Quizás no llamaba tanto la atención de los lingüistas por no tener ese lado creativo que podrían tener otras traducciones. Sin embargo, la traducción científica es el pilar esencial para lograr la comunicación entre los investigadores de los campos científicos y el público en general de todos los países.

Resulta bastante difícil categorizar por grupos a los textos científicos debido a su enrome variedad tipológica y temática. En general, se utiliza la terminología y el tema que presentan para poder darle una categoría.

Se reconoce a un texto como científico cuando su autor o autores son especialistas en el tema, se destaca una disciplina como marco para la comunicación, se incluye terminología técnica, estructura sintáctica simple y es de tenor muy formal.

Afortunadamente, los tiempos cambian y hoy se le da cada vez más importancia a los textos científicos y a sus traducciones, vitales en un mundo globalizado. Ese aumento de interés tiene varios factores, entre los que se destacan la necesidad de compartir nuevos descubrimientos de una manera formal.

Competencias del traductor científico

Cada traductor, ya sea científico o de otra especialidad, debe tener ciertas competencias para ser un buen traductor. Estas competencias lo caracterizan en su trabajo y garantizan su buen desempeño como profesional. Las esenciales, pero no únicas, son la lingüística, la traductora y la cultural.

La trayectoria para convertirse en traductor científico tiene diferentes pasos educativos y de experiencia. Naturalmente, el primer paso es obtener un título formal de traductor, técnico y científico, en una universidad u otra institución equivalente en donde se puede estudiar esta carrera.

El segundo lugar es elegir lo que se desea hacer como traductor, y si esa decisión es ser traductor científico con mayúscula, entonces prepararse para eso, a través del estudio y la práctica, con el marco de la experiencia que se va adquiriendo con el tiempo.

Si se cumplen todos esos pasos, el profesional logra convertirse en un verdadero traductor académico científico, que conoce las lenguas con las que trabaja a la perfección, y además tiene la preparación técnica que se necesita para garantizar la calidad de las traducciones que realiza.

El trabajo de los traductores especializados consiste en evaluar la temática de cada proyecto, la terminología utilizada, la cantidad de tiempo que llevará realizar la traducción y decidir si se completará de manera individual o si se elegirá un equipo para colaborar en la traducción.

Conclusión

La traducción científica ha logrado posicionarse en el lugar que merece, por lo que hoy es reconocida como una traducción académica como lo son otras especialidades. La diversificación en las subespecialidades que se presentan en la traducción científica es muy amplia y compleja, pero a pesar de que surgen nuevas, en la actualidad se conoce cada vez más sobre cada una de ellas.

Las personas o empresas que necesitan un servicio de traducción científica, pueden elegir entre muchos profesionales y empresas de traducción que ya han adquirido la experiencia y el conocimiento que se necesita para crea un producto de traducción de calidad.

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia.