Senador Navarro exigió refuerzos para “primera línea” de la salud

0 1,730

En uno de sus últimos reportes del Ministerio de Salud sobre la situación del COVID-19 en Chile, el subsecretario de Redes Asistenciales, Arturo Zúñiga, alertó sobre 780 personas contagiadas y en cuarentena que corresponden a profesionales de la salud.

El antecedente se da a conocer la misma semana que se supo el deceso de Karen Figueroa Rodríguez, la tercera funcionaria de la salud fallecida a causa de la pandemia, y en la que el Senado comienza la discusión en particular del proyecto de ley que permite la suspensión del Examen Único Nacional de Conocimiento de Medicina (EUNACOM) y de la prueba que entrega la Corporación Nacional de Certificación de Especialidades Médicas (CONACEM).

La iniciativa, que será discutida y votada este martes en la comisión de Salud de la Cámara Alta, tiene por objetivo eliminar, de forma excepcional a raíz de la crisis sanitaria, el requisito de los exámenes para así apoyar al personal médico que trabaja desde inicios de marzo conteniendo la propagación del coronavirus.

“El proyecto de ley que presentamos que suspende el EUNACOM y CONACEM vive su cuenta regresiva en el Senado. En medio del total colapso de hospitales, la muerte de Lorena, Santiago y Karen nos emplazan a acelerar leyes que van apoyo a la primera línea de salud en el combate contra la pandemia. Aprobar nuestro proyecto de ley, eliminará barreras a 4000 médicos y 2700 especialistas de la salud titulados en sus países de origen, que podrán trabajar codo a codo por salvar vidas y poner a Chile nuevamente de pie”, señaló el autor del proyecto, Alejandro Navarro (PRO).

Cabe señalar que, en abril pasado, la Contraloría General de la República aclaró que, considerando dictámenes de años anteriores, frente a escasez de médicos en ciertas comunas es posible la contratación de médicos extranjeros que aún no rindan el Eunacom, de forma excepcional y temporalmente, para garantizar el derecho constitucional de protección a la salud.

“El criterio excepcional y temporal establecido por la Contraloría, permite la contratación a honorarios de cientos de profesionales sin las garantías laborales que hoy más que nunca deben contar para enfrentar la pandemia. Día a día vemos un sistema que está al borde de no poder brindar la mínima atención de salud, por eso, nuestro proyecto permite justamente perfeccionar la ley para asegurar el bienestar de cada profesional de la salud que esté dispuesto a combatir el virus de nuestro país”, agregó el senador.

Finalmente, el parlamentario sentenció que “si la tramitación en el Congreso mantiene un ritmo lento, serán vidas las que estaremos perdiendo, si no hay recambio y condiciones óptimas, estaremos perdiendo la batalla contra el coronavirus. Por lo tanto, junto con el proyecto, estamos evaluando acciones judiciales que permitan exigir a las autoridades, todas las garantías laborales para cada profesional de la salud que trabaje o comience a trabajar en el combate contra la pandemia. No es momento de seguir improvisando”.

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia.
También podría gustarte