Monocultivos y su relación con los incendios forestales que afectan al sur del país.

Sociedad 05 de febrero de 2019 Por
Pero no es únicamente el factor climático el que determina la emergencia de focos de incendio cada vez mayores, sino también la erosión del suelo causada por el monocultivo de pino insigne y eucalipto, que -a gran escala- no solo acaba con los nutrientes de la tierra, sino también alterando los ciclos hidrológicos y, con ello, generando un agotamiento de las fuentes de agua en las zonas explotadas.
carahue

¿Encontraste algún error? Avísanos

Nuevamente, las altas temperaturas sucumben el sur de Chile con una ola de incendios forestales que ya han arrasado con miles de hectáreas.


Pero no es únicamente el factor climático el que determina la emergencia de focos de incendio cada vez mayores, sino también la erosión del suelo causada por el monocultivo de pino insigne y eucalipto, que -a gran escala- no solo acaba con los nutrientes de la tierra, sino también alterando los ciclos hidrológicos y, con ello, generando un agotamiento de las fuentes de agua en las zonas explotadas.


Tal como explica un reportaje de “Metiendo Ruido”: “Los monocultivos de pinos y eucaliptos de los empresarios forestales Matte y Angelini, al provocar escasez hídrica, han aumentado los riesgos de incendios en las zonas donde se emplazan. Estos terrenos, al perder gran cantidad de agua, pierden un regulador de temperatura, propiciando la propagación de incendios”.


El reemplazo de bosques por plantaciones termina modificando el paisaje, afectando tanto a la biodiversidad existente como también a las comunidades que los rodean.


Gran parte del problema radica en las escasas medidas de resguardo para mitigar el impacto del monocultivo. Canadá, por ejemplo, cuenta con cortafuegos de 1,6 kilómetros de ancho en cada zona forestal.


El destacado periodista Tomás Mosciatti explicó que en Chile un 75% de las plantaciones corresponden a pino insigne y un 15% a eucalipto. “Si usted ha podido caminar bajo un bosque de pino o eucaliptos lo desafío a encontrar una vertiente de agua, a que encuentre humedad, a que encuentre alguna vez pasto. Agua no van a encontrar jamás. ¿Sabía usted que un eucalipto consume cada día entre 20 a 40 litros de agua cada árbol?.

Cada vez que las plantaciones de las forestales se acercan a zonas habitadas o donde están las instalaciones de agua rural, simplemente el agua se acaba. Acidifican además la tierra, ¿ha logrado alguien sembrar después de que se haya talado un bosque de pino o eucalipto? Jamás. Los bosques han traído mucha pobreza”.


La antigua Ley Forestal subsidiaba con un 75% las plantaciones de las dos especies antes mencionadas, es decir, el Estado contribuía con un importante financiamiento a los empresarios forestales. Este “aporte” fue tan significativo que tuvo directa relación con los incendios de bosque nativo que hoy son plantaciones de pino.


El documental “Plantar Pobreza, el negocio forestal en Chile” del Periódico Resumen aborda el origen del problema, denunciando además las consecuencias que afectan a un radio cada vez mayor del territorio nacional. A continuación, se adjunta el audiovisual que entrega una mirada crítica de este problema, del cual poco y nada se habla en los medios de comunicación masivos.



THE TIMES CHILE

En THE TIMES CHILE Nos define la libertad de expresión como pilar principal del medio, pero esta libertad en el marco del respeto por la autoridad y por la promoción de la democracia como fórmula política y un sentido republicano

Te puede interesar