DRAGONEANTE: Una muestra de la sociedad

Opinión 04 de febrero de 2019 Por
Ese es el gran desafío de quienes bajo el ardiente sol de verano, silenciosamente en Rinconada de Maipú, como cada año, inician la importante y delicada labor de preparar a los 631 futuros Suboficiales del Ejército de Chile, bajo su sabio lema “Esto Vir”: Ser hombre, ser fuerte.
Ejercito

¿Encontraste algún error? Avísanos

Los alumnos de la Escuela de Suboficiales que ingresan este lunes 4 de febrero (hombres y mujeres), constituyen una selecta muestra de nuestra sociedad que a partir de hoy recibirá la denominación de “dragoneantes”. Muchos de ellos ya son soldados por haber postulado mientras hacían su Servicio Militar o eran parte de los Soldados Profesionales que tiene el Ejército. 


Al término de sus dos años de Escuela, periodo en el que también elegirán su arma o servicio, se graduarán de Cabos y pasarán a ser parte del cuerpo de Suboficiales y Clases del Ejército de Chile. La columna vertebral de esa institución fundamental de la defensa. Sin ellos, ninguna orden de un Oficial se podría operacionalizar eficientemente. 


Los Suboficiales y Clases del Ejército de Chile constituyen la mayor fuerza profesional, disciplinada y entrenada para sostener a esa institución. De ahí su importancia que, además, los reconoce como el “Cuadro Permanente” del Ejército. Ellos constituyen el necesario enlace entre los Oficiales y los Soldados y son quienes, en las unidades militares, van traspasando sus conocimientos profesionales y experiencia a los más jóvenes que recién llegan, sean estos Soldados, Suboficiales u Oficiales. 


Varios de ellos tendrán la posibilidad, si así lo desean y superan las exigencias reglamentarias, para continuar su carrera militar como Oficiales del Ejército otros, después de sortear diferentes exigencias profesionales, alcanzarán el grado de Suboficial Mayor, oportunidad en que tendrán la posibilidad de asesorar directamente a los respectivos mandos de Unidades de Combate y de Altas Repariciones institucionales. 


Ese es el gran desafío de quienes bajo el ardiente sol de verano, silenciosamente en Rinconada de Maipú, como cada año, inician la importante y delicada labor de preparar a los 631 futuros Suboficiales del Ejército de Chile, bajo su sabio lema “Esto Vir”: Ser hombre, ser fuerte.

Christian Slater Escanilla

Christian Slater Escanilla. Coronel en retiro del Ejército de Chile, Magíster en Inteligencia y Planificación Estratégica. Columnista de The Times Chile

Te puede interesar