En Argentina: Crudo testimonio de víctima de sacerdote chileno acusado de abuso

Internacional 16 de agosto de 2019 Por
El alumno indicó que el cura, ya había tenido conductas inapropiadas con él. "Durante el año, recibí mensajes que decían 'te quiero', 'te aprecio muchísimo', hasta el punto que me dijo 'Te Amo'.
iglesia chilena
Internet

El sacerdote chileno, Nelson Jerez fue acusado de consumo de alcohol y abuso sexual en contra de un estudiante del colegio parroquial de Liniers, en Argentina

El abuso habría ocurrido el sábado 13 de julio cuando el religioso se acercó a un joven, y según su relato, lo tomó con el brazo por la cintura, mientras cocinaba junto a voluntarios de un grupo de misioneros, para campaña solidaria en la parroquia Tránsito de San José de Liniers. 

"A las 12 de la noche, Nelson Jerez bajó de su habitación en un estado alcohólico bastante intenso y comenzó a hacer chistes a los chicos del grupo, de los cuales 3 eran chicas mayores, un chico mayor, 6 chicos menores y yo. A las chicas les dijo en 'broma' que iban al Grupo Misionero para estar conmigo y verme porque soy un pibe lindo. Después toqueteaba a los chicos (el pelo, los hombros) y constantemente se acercaba a mí y me hablaba", es parte del relato de la víctima al diario Crónica. 

Según las denuncias del estudiante, Pérez Jerez le tocó el trasero en dos oportunidades, frente a la mirada de los compañeros de la víctima y de otro párroco. 

"En esos momentos lo sacaba, pero no me podía ir del lugar porque estaba cocinando. Luego de cierto punto comenzamos a pedirle a Nelson que se fuera a dormir, de todas las maneras posibles. Todos los chicos estaban incómodos con lo que pasaba", dijo Tiago al medio. 

El joven describió como el cura "riéndose se acercó y me agarró fuertemente del culo. Mis compañeros del grupo lo vieron y se acercaron, pero en el medio de esa situación, volvió a pasar y me agarró nuevamente el culo... Yo estaba muy nervioso y me quería ir, porque me sentía muy mal, pero no podía porque estaba con los chicos y necesitábamos terminar de cocinar". 

El alumno indicó que el cura ya había tenido conductas inapropiadas con el. "Durante el año recibí mensajes que decían 'te quiero', 'te aprecio muchísimo', hasta el punto que me dijo 'Te Amo'. En ese momento lo sentí fuera de lugar e intenté dejar de conversar por WhatsApp", explicó 

Tiago denunció el hecho en el establecimiento, asegurando que no recibió la respuesta esperada. "Quisieron que todo pasara como un malentendido, cuando en realidad esta persona estuvo alcoholizada frente a menores". 

Posteriormente, le contó a sus padres quienes pusieron una denuncia en el Juzgado N°63, a cargo de la Fiscalía N°1, y acusaron a los directivos del instituto como cómplices de encubrimiento. Fue entonces cuando el establecimiento emitió un comunicado informando que luego de recibir las denuncias, el sacerdote fue separado de sus funciones. 

"En forma inmendiata las autoridades de la congregación y del colegio decidieron separar al sacerdotes de toda responsabilidad y tarea, hasta tanto el tema sea debidamente aclarado. Naturalmente, se está a disposición de cualquier autoridad ante la que dicho hecho se discuta y dilucide, y no habrá de parte de la comunidad demora u ocultamiento de datos o personas cuya intervención sea necesaria a los fines de investigar el hecho, y en su caso, proceder a las sanciones pertinentes", señalan en la misiva. 

Jerez, tiene denuncias por abuso sexual en Chile, sumado a maltratos e irregularidades cometidas en el hogar San Ricardo -que recibe a adultos y menores con discapacidad intelectual y física severa- con relación a algunas actas de defunción. Además, mantiene denuncias por manejar en estado de ebriedad. 

En 2015, fue trasladado a Argentina tras recibir denuncias por "presunto abuso sexual en contra de menores residentes, extorsión, abusos y malos tratos al personal".

THE TIMES

Noticias y actualidad de Chile y del mundo. Política, economía, deportes, cultura, ciencia, ocio y sociedad

Te puede interesar