¿Suerte o buen pituto?: Con sólo cuarto medio ya es experto para la Subsecretaría de las FF.AA.

Nacional 07 de agosto de 2019 Por
Se trata de Jorge Pinochet Muñoz, Cabo 1º de Gendarmería que, felizmente, gracias a la “ayuda” del director nacional de esa institución, Christian Alveal, hoy, ostenta un buen cargo en el servicio público con un sueldo superior a los $2 millones mensuales.

Jorge Pinochet Muñoz
Redes Sociales

A un 8,4% llegó el desempleo en junio en el Gran Santiago, cifra que se ubica por sobre el promedio de los últimos diez años que era de un 7,7%. En la práctica, esto significa un alza de 0,8 puntos porcentuales, respecto a la medición de marzo 2019 y de 1,4 puntos en 12 meses. Esta cifra, para que usted se haga una idea, equivale a 280.267 personas desempleadas.

Para el Gobierno, una de las explicaciones de esta situación, es la migración, responsabilizando en gran medida a quienes han llegado desde el extranjero a instalarse en Chile. Recordemos que, según el Ministro de Hacienda, Felipe Larraín, “tenemos este aumento en la tasa de desempleo, porque hay mucha más gente que está saliendo al mercado laboral”, añadiendo que hay desafíos como el tema de la migración, el cual tiene efectos en este contexto.

Sin embargo, en una esfera o burbuja paralela a esa realidad del desempleo que viven muchos chilenos, está Jorge Pinochet Muñoz. ¿Quién es? Es militante de RN, cabo 1º de Gendarmería, con cuarto medio, pero su “plus” es ser cercano al director nacional de Gendarmería, Christian Alveal –quien ha estado en el centro de las noticias por las denuncias de la existencia de las llamadas “cárceles vip”, de sumarios irregulares y denuncias de acoso laboral-.

Y, precisamente, esa amistad con el timonel de Gendarmería de Chile (Christian Alveal), a quien dentro del mundo del oficialismo se le conoce como “el encantador de perros”, le permitió a Jorge Pinochet Muñoz, con Grado 5 en el escalafón, figurar como “experto” cumpliendo funciones en el Gabinete de la Subsecretaría de las Fuerzas Armadas, pero con sólo la enseñanza media cumplida.

Uno, entonces, se debiera preguntar, ¿experto en qué? Y la interrogante que surge, de inmediato, es ¿quién puede ser experto de algo, con sólo tener cuarto medio? Y Jorge Pinochet Muñoz, tiene la ventaja, que cualquier chileno quisiera, de recibir, desde enero y hasta diciembre de este 2019, una remuneración de $2.100.497

Jorge Pinochet Muñoz, en 2018, fue candidato a Consejero Regional, con una pretensión fallida, bajo la frase publicitaria: “Menos slogan, más proyectos (Maipú, Cerrillos y Estación Central). Pero, esa experiencia, a estas alturas, es sólo una mala anécdota, porque, ahora, no podría menos que estar feliz por su fácil llegada a la Subsecretaría de las Fuerzas Armadas (Subsecretario, Juan Francisco Galli), de la mano, del director nacional de Gendarmería, Christian Alveal.

Según fuentes del Ministerio de Defensa, consultadas por The Times Chile, el Ministro de Defensa, Alberto Espina, está incómodo por el cargo que asumió Jorge Pinochet Muñoz, en calidad de experto, efectivamente, no siéndolo y, esa situación, “es un punto negro para la gestión de Espina, porque no está por mérito, sino por un de vuelta de manos política por parte del director nacional de Gendarmería, Christian Alveal”, comentan las fuentes que conocen el tema.

¿Y el reglamento?: Bien, gracias

The Times Chile accedió, en forma exclusiva, a antecedentes que dan cuenta que el traslado del Cabo 1º de Gendarmería a la Subsecretaría de las Fuerzas Armadas se hizo en condiciones que vulneran los reglamentos internos de Gendarmería. En tal sentido, en el Oficio Orden Nº 171 del 28 de enero de 2019, del director nacional al Subsecretario de las Fuerzas Armadas, Pinochet Muñoz fue enviado en Comisión de Servicio hasta el Ministerio de Defensa.

¿Y cuál es el problema que existe? La respuesta es que Pinochet Muñoz, quien fue Secretario Nacional de la Asociación Nacional de Sub Oficiales y Gendarmes (ANSOG), la entidad denuncia que Pinochet Muñoz sigue figurando como cabo 1º de Gendarmería y, el punto, dicen, es que se ha “guardado” su cargo en la institución, pese a ser parte, desde enero, del Ministerio de Defensa. ¿Qué otro chileno tiene el beneficio de que “custodien” su cargo, por si pretende regresar?

Los dirigentes de ANSOG han denunciado que Jorge Pinochet Muñoz “aún ostenta el grado de Cabo 1º de Gendarmería, lo cual representa un perjuicio para el personal menos antiguo que no puede ocupar una vacante que no está siendo usada por un funcionario, además, esto reviste un grave perjuicio, pues es algo sabido la carencia de personal en las distintas Unidades (Penales) del país, por ende, ni el Estado, Gobierno de turno o el director nacional (de Gendarmería) se puede dar el lujo de desprenderse de un funcionario…”.

El 2 de abril de 2019, la presidenta de la Asociación Nacional de Sub Oficiales y Gendarmes, Miriam Vásquez envió un documento oficial al Contralor General de la República, Jorge Bermúdez, en la que se señala expresamente, lo siguiente: “Nuestra Asociación rechaza la utilización política de nuestra institución, la poca rigurosidad en los procesos administrativos que han sido instruidos por nuestra autoridad y, por supuesto, el aprovechamiento de vacíos o espacios que deja la normativa vigente y que denota falta de profesionalismo, aprovechamiento político y acuciosidad de quienes tienen la obligación de dirigir y cautelar los destinos de una institución tan relevante para el país”.

Estamos en agosto y de parte del Contralor General de la República, no hay ninguna respuesta, como suele ocurrir cuando los dirigentes de asociaciones sindicales denuncian irregularidades a  las autoridades, sin que nadie los escuche, algunas veces, los medios de comunicación, sólo a veces.

La abogada de Gendarmería, Francisca Noll, en conversación con The Times Chile asegura que de acuerdo al Artículo Nº 76 de la Ley Nº 18.834, sobre Estatuto Administrativo, está estipulado que “los funcionarios no podrán ser designados en Comisión de Servicio durante más de tres meses, en cada año calendario, tanto en el territorio nacional como en el extranjero. No obstante, las Comisiones de Servicio podrán ser renovadas por iguales períodos, pero no más allá de un año”. Esto, en todo caso, ante la situación de Pinochet Muñoz, excede, incluso, la propia normativa vigente que regula a Gendarmería de Chile, lo que podría significar, en la práctica, una transgresión al principio de probidad administrativa.

Francisca Noll plantea, además, que “para que se diera toda esta situación, (Jorge Pinochet Muñoz) tiene que tener un cargo guardado en la planta, reservado, lo que no corresponde. De acuerdo al Estatuto Administrativo que es como nuestro Código del Trabajo, este hecho es irregular”.  

¡Pasado, pisado!

Manuel Catalán, presidente de la Asociación Provincial de Funcionarios de Gendarmería advierte que “Jorge Pinochet Muñoz participó, activamente, en las movilizaciones del año pasado, donde se instaló una mesa de trabajo con respecto a la carrera funcionaria. La, entonces, directora nacional de Gendarmería, Claudia Bendeck, era la interlocutora válida para negociar con los gremios. Y, en una de esas tantas reuniones, Jorge Pinochet se mancomunó con Christian Alveal –entonces, subdirector operativo nacional- y con los gremios, orquestaron la salida de Bendeck”.

-¿Qué fue lo que ocurrió?

Estaban en reunión a Claudia Bendeck la llamó por teléfono su jefe que es el Subsecretario de Justicia y pidió permiso para salir de la reunión y responder la llamada en dos minutos. Y a Jorge Pinochet, eso le pareció mal y se paró junto a todos los dirigentes de los otros cuatro gremios más representativos de Gendarmería y se fueron a reclamarle al Ministro de Justicia, Hernán Larraín, por lo que consideraban una falta de respeto.

-¿Había antecedentes previos de algún conflicto entre Claudia Bendeck y Jorge Pinochet?

No. Nada, todo iba “viento en popa”, se estaba en camino de generar acuerdos y lo que estaba ofreciendo (Claudia) Bendeck era más de lo que después ofreció el Gobierno a los gremios.  La mesa de trabajo que teníamos se armó producto del caso de los reos ecuatorianos y el montaje que se realizó por parte del Subdirector Operativo Nacional, Christian Alveal.

-¿Cuál es el rol que usted le asigna a Jorge Pinochet Muñoz en la salida de la ex directora nacional de Gendarmería?

Jorge Pinochet es el gestor de quebrar la mesa de trabajo, la mesa de negociación que se tenía con los gremios y la directora nacional. A él, le convenía que Claudia Bendeck se fuera para que asumiera Christian Alveal y después dar rienda suelta a sus negocios entre ellos y como resultado de conseguir el quiebre de la mesa de acuerdos, la recompensa que recibió Jorge Pinochet Muñoz fue ser designado como funcionario de la Subsecretaría para las Fuerzas Armadas. Ése fue el “premio” que este ex dirigente nacional consiguió por ser leal al actual y cuestionado director nacional de Gendarmería, lo que generó descontento generalizado al interior de la institución, de los dirigentes gremiales y, en especial, de la ex Penitenciaría de Santiago, donde Pinochet Muñoz, en su entonces calidad de dirigente, cumplía labores como agregado en la sede de la Asociación Nacional de Suboficiales y Gendarmes.

-¿Qué labor cumplía Pinochet Muñoz en dependencias de Gendarmería en su calidad de cabo 1º?

Se dedicaba a laborales gremiales, lo que llama la atención, porque los gremios son de carácter privado y particular. Sin embargo, este funcionario, a pesar de cumplir un rol de dirigente y percibía un sueldo como gendarme de $1.148.289 (según transparencia de Gendarmería). Las sedes de los gremios no son una Unidad Penal, por lo tanto, no corresponde que a los funcionarios que se dedican a labores gremiales se les pague el sueldo. Esto, constituye una situación cuestionable, debido a que hay recursos fiscales de por medio.

-¿Hay alguna respuesta que el director nacional de Gendarmería les diera a ustedes como dirigentes, respecto de esta situación de Jorge Pinochet Muñoz?

Sólo de manera verbal se ha consultado al director nacional de Gendarmería, el que ha planteado que, en primera instancia, el sueldo de este funcionario no lo paga la institución que él dirige.

-Y, entonces, ¿quién le pagaba el sueldo?, ¿todos los chilenos?

Estamos en presencia de una grave situación. Es preocupante el accionar de la dirección nacional de Gendarmería. En estricto rigor, a Pinochet, el sueldo debiera pagárselo la ANSOG y no Gendarmería, conforme al Artículo 32, inciso final de la Ley Nº 19.296, que establece normas sobre asociaciones de funcionarios públicos de la administración del Estado.

 

Te puede interesar