Carta al Director :  El General Cheyre y el 11.sep.1973.

Opinión 11 de septiembre de 2019 Por
En junio del 2003, el General Juan Emilio Cheyre, Comandante en Jefe del Ejército, expresó “…me refiero al nunca más de una clase política que fue incapaz de controlar la crisis que culminó en septiembre de 1973. Nunca más a los sectores que nos incitaron y avalaron oficialmente nuestro actuar en la crisis provocada. Nunca más excesos, crímenes, violencia y terrorismo. Nunca más un sector ausente y espectador pasivo. En fin, nunca más una sociedad chilena dividida...”

General Cheyre

Hoy, aquellos que aplaudieron el 11 de septiembre de 1973, los mismos que aplaudieron al General Cheyre, son los mismos que no quiere asumir su culpa, una sociedad y una clase política —de izquierda y derecha— que se lavó las manos e inventó una maquiavélica máquina judicial para perseguir solo a los ex uniformados.

Estamos frente a una sociedad que, después de los aplausos y para no verse arrastrada por su ineptitud, su irresponsabilidad y su complicidad apoyó la venganza por sobre la justicia y permitió la existencia de una justicia paralela, una simulación de justica en la que solo se persigue al soldado y se justifica a quienes fomentaron el odio, la división de clases sociales, la organización de grupos para militares, la internación de toneladas de armas y el asesinato, o ajusticiamiento como lo ha llamado la extrema izquierda.

En ese contexto —que según algunos no existe y no justifica nada— el exdirector del Museo de la Memoria y Derechos Humanos, Ricardo Brodsky, en el diario “El Mercurio” del 8 de septiembre recién pasado, nos habla en futuro y nos propone una posible mirada distinta del 11 de septiembre. Una mirada que “requiere salir del relato heroico del vencedor o del privilegio de la víctima ya que aún, nos seguimos mirando como víctimas o verdugos”. Todo ello frente al “ni perdón ni olvido”, que plantea una parte de la sociedad.

Por otra parte, en su habitual columna, del mismo diario ya mencionado, Gonzalo Rojas nos habla del mal que sacude a la sociedad. Él nos dice “hace unos años que en Chile es más fácil relativizar, minimizar, exculpar”. Yo le agregaría: menos a la sociedad militar, ya que ella, siendo una muestra de la sociedad, solo ha sufrido la persecución, el odio y la incomprensión, en especial para quienes, siendo muy jóvenes, recibieron órdenes de sus superiores y para quienes, en juicios ilegales, totalmente fuera de la ley, están siendo perseguidos, juzgados y condenados.

Finalmente, para este 11 de septiembre de 2019, me quedo con las sabias palabras del General Cheyre que hoy refuerzan Brodsky y Rojas, lo que resumo como sigue: Nunca más una clase política incapaz de controlar una crisis. Nunca más una sociedad hipócrita, ausente, pasivamente espectadora que —cobardemente— acepta el exterminio de quienes, sin desearlo, debieron disparar contra sus compatriotas.

 

Christian Slater Escanilla.

Te puede interesar