Corte de Concepción confirma condena por lesiones a ex-pareja de Antonia Garros

Tribunales 08 de septiembre de 2019 Por
La Corte de Apelaciones de Concepción confirmó la condena a Andrés Larrín Páez como el autor de las lesiones a Antonia Garros Hermosilla en diciembre de 2016, en la comuna de Chiguayante, en la región del Bío-Bío. 

A_UNO_887922_0f729
ALEJANDRO ZOÑEZ/AGENCIA UNO

El tribunal de alzada penquista rechazó, con costas, el recurso de nulidad presentado por la defensa de Larraín Páez a 61 días de presidio, con el beneficio de remisión condicional de la pena. 

En fallo unánime, la Primera Sala del tribunal de alzada –integrada por los ministros Matilde Esquerré Pavón, Fabio Jordán Díaz y la abogada (i) Riola Solano Guzmán– confirmó la resolución recurrida, dictada por el Juzgado de Garantía de Chiguayante, tras establecer que el tribunal realizó una correcta valoración de las pruebas. 

"Que así las cosas al reprocharse la valoración de la prueba por el recurrente no señala el modo en que se quebrantaron en forma integral las reglas de análisis, y cuales, y los principios que estima vulnerados tampoco los explica, y lo que recrimina, lo hace en forma parcial, sin que tengan incidencia en los hechos que se dieron por probados en un lato y razonado examen de toda la prueba, por lo que sus críticas son propias de un recurso de apelación y no tienen la fuerza para configurar un vicio de nulidad, como el intentado, razón por la cual, en cuanto a esta causal el recurso será rechazado", sostiene el fallo. 

La resolución agrega: "Que en consecuencia, el fundamento del recurrente para apoyar la segunda causal subsidiaria, es errado, por cuanto para calificar si unas lesiones son efectivamente leves no depende del tiempo en que demoran en sanar sino, como ya se ha dicho, de una apreciación soberana del sentenciador de acuerdo a la prueba vertida, en relación a la calidad de las personas y a las circunstancias del hecho, no pudiendo ser causal de nulidad. Por eso se ha fallado, invariablemente, que un supuesto error del certificado del Servicio de urgencia, al efectuar la calificación de las lesiones como leves atendido su tiempo de curación física, sin tener en consideración el contexto de violencia de los hechos, la diferencia de sexo entre la víctima y agresor, la relación sentimental que los unía, el contexto previo -la expulsión del departamento- conduce a que los jueces califiquen las lesiones cualitativamente y no cuantitativamente, calificación que hoy en día es más estricta si tenemos en cuenta la perspectiva de género, ya referida". 

"En este caso, por los fundamentos esgrimidos por la defensa cabe concluir que lo denunciado no es tal, ya que consta de los hechos de la sentencia que no se excedieron los fijados en el requerimiento, en cuanto a la relación de la víctima con el requerido, los que fueron conocidos por la defensa, por lo que no puede concluirse que el fallo contenga una falta al principio de congruencia, luego que la misma relación se indicó en el requerimiento, verificándose luego con la prueba rendida, estableciéndose como parte de los hechos en el considerando octavo del fallo, por lo que el vicio alegado sólo revela una clara disconformidad del recurrente con la figura legal por la que su representado fue condenado, lo que guarda estrecha relación con las causales interpuestas como primera y segunda en forma subsidiaria, las que fueron desestimadas, por lo que en este capítulo debe llegarse a la misma conclusión de rechazo", concluye.

THE TIMES

Noticias y actualidad de Chile y del mundo. Política, economía, deportes, cultura, ciencia, ocio y sociedad

Te puede interesar