La historia del asesino serial que inspiró a Stephen King para el payaso "IT"

Internacional 07 de septiembre de 2019 Por
Esta es la de John Wayne Gacy, más conocido como “Pogo el Payaso“, un asesino en serie que conmocionó a los Estados Unidos durante los años setenta.

payasoasesino

La coulrofobia, esto es, el miedo a los payasos, podría no tener justificación lógica de no ser por el terrible imaginario construido alrededor de los arlequines. Algo a lo que ha contribuido especialmente Stephen King con Pennywise, el escalofriante payaso de It.

La encarnación de este mal traspasó las hojas de la novela de King para llegar, primero, a la pequeña pantalla, y, ahora, a los cines de la mano de Andy Muschietti. Eso sí, el payaso que aterroriza al Club de los Perdedores, de vuelta en It: Chapter 2, proviene de una historia real de la que Stephen King se inspiró para el terrible personaje.

Esta es la de John Wayne Gacy, más conocido como “Pogo el Payaso“, un asesino en serie que conmocionó a los Estados Unidos durante los años setenta. Gacy, que no tuvo una juventud precisamente agradable, fue arrestado y condenado por matar a 33 personas, como indican en Refinery29. Todas sus víctimas fueron adolescentes a los que solía conocer en las fiestas para las que trabajaba como payaso animador.

Gacy tuvo una convulsa historia personal. Su padre abusaba de él, y le golpeaba habitualmente con un cinturón desde joven. Por ese motivo, huyó de casa en cuanto tuvo oportunidad, escapando de la tortura paterna para instalarse en Las Vegas como asistente de una funeraria.

El terror, sin embargo, no comenzaría hasta 1972, año en el que asesinó a Timothy McCoy, un adolescente que había pasado la noche del 2 de junio en casa de Gacy, que fue violado y apuñalado por el asesino, quien enterró su cuerpo en su casa de Chicago. Pero el payaso asesino todavía no había mostrado su verdadero rostro.

Hasta 1978 cometió sus fechorías impunemente bajo la careta del temible payaso. Una de las pocas personas que consiguió escapar con vida de Gacy acabó con secuelas de por vida. Entre otras, un hígado destrozado por el efecto del cloroformo o los recuerdos de las violaciones a las que lo sometió Pogo el payaso. Gacy fue detenido en 1978, acusado de 33 asesinatos -de los que sólo se encontraron 29 cuerpos- y condenado a pena de muerte. Murió en 1994 mediante una inyección letal.

THE TIMES

Noticias y actualidad de Chile y del mundo. Política, economía, deportes, cultura, ciencia, ocio y sociedad

Te puede interesar