La importancia de contar con una correcta asesoría al momento de emprender

Opinión 08 de agosto de 2019 Por
Al momento de iniciar un negocio propio es indispensable contar con asesoría profesional desde un comienzo si se quiere emprender de manera ordenada, efectiva y con éxito, de lo contario, el emprendedor se arriesga a una serie de problemas que abarcan desde una errónea constitución de una sociedad, reiteración de trámites en notaría, multas, inconvenientes con el temido Servicio de Impuestos Internos y hasta la clausura de la empresa.
Daniel Asencio

Una correcta asesoría para formalizar un emprendimiento y comenzar a operarlo es fundamental desde el día 1, ya que la creación de una empresa tiene diferentes etapas que involucran un desarrollo que va más allá de lo que debe informarse al Servicio de Impuestos Internos, y que comienza con definir el objeto de la “sociedad”, aunque esté conformada por una sola persona como lo permiten algunas figuras legales. Ya definir esta estructura y sus diferencias, se convierte en un tema a resolver, porque cada una tiene consecuencias legales distintas y protocolos de formalidad diferentes, que incluso facilitan la obtención de la patente comercial en la Municipalidad.

En este sentido, los aspectos más importantes a considerar son, en primer lugar, siempre crear una empresa con un RUT distinto al de persona natural, esto permite, entre otros aspectos, resguardar el patrimonio. En segundo lugar, definir un objeto social que tenga relación con la actividad que se desea desarrollar, considerando el posible crecimiento del negocio en el largo plazo, así no tendrá que cambiar las escrituras o estatutos por un buen tiempo, en caso que desee ampliar el giro. Otro aspecto importante es definir adecuadamente la actividad económica que presente frente al SII, el cual también debe ser amplio y que puede considerar más de uno y muy diverso para el caso de las SpA. y de Responsabilidad Limitada. Las E.I.R.L. deben tener giros muy relacionados entre sí para que se les acepte tener más de uno.

A esto se deben agregar las autorizaciones de organismos reguladores en el caso de algunas actividades, y ahí tendremos que obtener una autorización sanitaria de la Seremi de Salud o SAG, p.e., según sea el caso. Por último, no olvidar nunca que se debe obtener en Municipalidad respectiva al domicilio de la empresa, la patente comercial, ya que, de no hacerlo desde el principio, el cobro se realizará en forma retroactiva con multas e intereses.

Respecto a los riesgos de no contar con una correcta asesoría, lo menos que te puede ocurrir es que tengas que corregir los estatutos de constitución e ir nuevamente al notario a firmar, en caso de que el SII no te permita ampliar giro o te hayas equivocado y derechamente no te permitan iniciar actividades. Entre medio, si no conoces la estructura de la legislación tributaria chilena, la empresa puede quedar bajo un régimen de tributación no conveniente para su tamaño, giro o volumen de información. Pero, la peor omisión es que por falta de algún requisito regulatorio (seremi de salud, SAG, IPS, etc.) le prohíban comercializar el producto/servicio, lo multen o, en casos más serios, clausuren la empresa.

  Por Daniel Asencio, director del Centro de Negocios Sercotec Quilicura

"Las opiniones vertidas en este Diario Electrónico  son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan, necesariamente, el pensamiento de The Times Chile ."

Te puede interesar

Boletín de noticias

Información Importante: The Times Chile migró a nuevos servidores para mejorar nuestra interacción con el lector, partiendo todo desde cero.  A nuestros queridos lectores, les dejamos la información respaldada antes del 07 de agosto de 2019 en el siguiente Link:  

En redes sociales

Te puede interesar