Andrés Cortés, director de la Unidad de Coordinación de Asuntos Indígenas (UCAI) del Gobierno, y quien estaba a cargo de la preparación de la Consulta Indígena, renunció por “motivos personales”. 

A pesar de este argumento, lo cierto es que su salida se da en medio de críticas hacia la forma cómo se ha llevado a cabo la Consulta Indígena, medida que ha tenido rechazo entre las comunidades y que ha tenido que ser suspendida en algunas zonas del país. 

Desde el Ministerio de Desarrollo Social, a cargo del proceso, explicaron que, pese a haber encabezado la preparación de la consulta, Cortés no estaba a cargo de ésta desde que se comenzó con su implementación a nivel nacional.

Andrés Cortés dejará el cargo a fin de mes, siendo reubicado en otra dependencia del Ministerio de Desarrollo Social.

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia