El Diario Electrónico

Ministerio del Trabajo destacó despacho del proyecto “Crianza Protegida”

El Ministerio del Trabajo valoró que este martes la Cámara de Diputados aprobara el proyecto “Crianza Protegida”, quedando listo para su despacho a Ley.

La iniciativa tiene como objetivo proteger a 850 mil madres, padres y cuidadores de niños en edad pre escolar durante la actual emergencia sanitaria que vive el país producto del COVID-19.

El proyecto crea una nueva licencia médica preventiva parental COVID-19—de cargo de la Isapre o de Fonasa según corresponda—, a la que podrán acceder todas las madres y padres cuyo posnatal haya vencido a partir del 18 de marzo pasado, pudiendo extenderse por hasta tres meses, mientras se mantenga el estado de excepción constitucional debido a la pandemia.

De esta manera, los padres podrán seguir recibiendo el monto equivalente al recibido durante el permiso postnatal parental.

Asimismo, permite a quienes tienen a su cargo el cuidado de niños menores de seis años (nacidos desde 2013) solicitar la suspensión de contrato y acceder a las prestaciones de la Ley de Protección al Empleo.

El ministro (s) del Trabajo, Fernando Arab, afirmó que “este proyecto implica un alivio para más de 850 mil familias de nuestro país que hoy no tienen con quién dejar a sus hijos cuando salen a trabajar”.

En la misma línea, agregó que “además, crea una licencia médica preventiva parental para aquellas madres o padres que, habiendo terminado su permiso postnatal, no puedan regresar a sus empleos”.

En tanto, el subsecretario de Previsión Social, Pedro Pizarro, destacó la licencia médica COVID-19, que beneficiara específicamente a cerca de 45 mil madres o padres, que son trabajadores dependientes, independientes y funcionarios públicos, y que vieron vencido su postnatal parental desde el 18 de marzo.

En este sentido, resaltó el enfoque de “corresponsabilidad” que se consagra en la nueva normativa, ya que podrá ser solicitada tanto por la madre, como el padre o cuidador. También destacó, la autonomía que tendrá el trabajador para optar por este beneficio ya que, en caso de solicitarlo, el empleador no podrá negarse.

Pizarro precisó que, tanto la licencia médica preventiva parental como las prestaciones que se reciban por haber suspendido los contratos de trabajo por motivos de cuidado “serán completamente compatibles con el Ingreso Familiar de Emergencia y otros beneficios”.