El Diario Electrónico

Gobierno se querelló por incendio de 3 escuelas en la provincia de Arauco

Hasta la Fiscalía Regional del Biobío llegaron el intendente regional, Sergio Giacaman, y el seremi de Educación, Fernando Peña, para interponer una denuncia tras los dos incendios ocurridos hace una semana y un tercero registrado la madrugada de este miércoles en la provincia de Arauco.

El primer siniestro se produjo la noche del pasado martes y afectó a la Escuela del sector Cerro Negro, en Tirúa, recinto unidocente, en el que se educan 5 alumnos de la zona y que resultó completamente destruido por el fuego.

El segundo siniestro se produjo la noche del miércoles anterior en la escuela básica e internado Pedro Etchepare Borda, ubicado en la comuna de Cañete, que también quedó consumido por las llamas. Establecimiento con una matrícula de 15 estudiantes, 6 docentes y 4 asistentes de la educación.

A estos se sumó un tercer hecho, ocurrido pasadas las 5 de la mañana de hoy y que afectó a la escuela Ana Molina, del sector Tranaquepe, en el que estudian 153 alumnos, con una planta de 19 docentes y 16 asistentes de la educación.

Los 3 hechos se investigan como posibles ataques incendiarios, por tal motivo es que el seremi de Educación del Biobío, Fernando Peña, interpuso una denuncia ante la Fiscalía Regional.

Peña expresó que “vinimos al Ministerio Público para solicitar la ayuda de la justicia en la persecución y la condena de los responsables, porque no queremos que la educación pague los costos de un conflicto que se extiende por años y que lamentablemente hoy tiene como víctimas a los más vulnerables de la sociedad, a niños, niñas y adolescentes que han perdido sus escuelas, sus recintos educativos a manos de personas inescrupulosas; porque es importante aclarar que estos hechos no fueron accidentales, fueron intencionales“.

Por su parte, el intendente Giacaman indicó que “tenemos que trabajar para poder instalar las escuelas a la brevedad porque acá el daño que se genera no es solamente el infundir terror, sino que se está haciendo un daño muy grande al acceso a la educación de esos niños. Hay personas también que ven afectada su fuente laboral y una vez más queda demostrada la falta de compromiso con la comunidad de estos terroristas, delincuentes, que no solamente le han quitado la fuente de trabajo a emprendedores, no solamente le han quitado la vida a personas, sino que además ahora, no conforme con todo lo anterior, buscan generar daño con lo más vulnerable, nuestros niños“.

El fiscal a cargo de investigar delitos de violencia rural en la provincia de Arauco, Juan Yáñez, conoció de esta denuncia y llamó a “todo quienes han sido testigos a que confíen en lo que se está tratando de hacer, porque ha sido muy difícil tratar de desbaratar a estas organizaciones criminales, que tienen por objeto provocar estos daños, que hoy son tremendamente lamentables”.

A la presentación de la denuncia también llegó la directora de la Escuela Pedro Etchepare Borda, Patricia Carreño, quien comentó que “las escuelas no se tocan para manifestar una idea, para hacer este tipo de actos, que no nos van a llevar a nada, solo a perder la oportunidad de darle educación a niños que son vulnerables. No tienen oportunidades como las tienen otros niños de sectores urbanos.  La oportunidad que tienen los niños de escuelas rurales es la oportunidad para salir adelante“.

En relación a la situación de los 173 estudiantes, cuyas escuelas resultaron destruidas, el seremi indicó que los alumnos seguirán trabajando desde sus casas al igual que todos los alumnos de la región. Continuará la entrega de apoyo desde Junaeb con las canastas de alimentos. Y ya se está conversando con los alcaldes para buscar una solución a mediano y corto plazo.