El Diario Electrónico

Expresan aprehensiones por el rol del ministro del Interior Víctor Pérez en el Plebiscito

El presidente de Comunes, Jorge Ramírez, realizó un llamado al ministro del Interior, Víctor Pérez, y al Servicio Electoral para que convoquen a las organizaciones sociales, al Colegio Médico, y a los partidos políticos “para construir en conjunto un diseño que asegure y dé garantías de que tendremos un plebiscito seguro, democrático y participativo sin que la ciudadanía corra riesgos”.

Sus declaraciones las realizó previo al encuentro que hoy sostendrá a las 15.00 horas el Servicio Electoral de Chile con los partidos políticos. Ramírez espera que a partir de esta reunión el Servel cambie su actuar, ya que hasta el momento dicho organismo y el gobierno “sólo han dado señales erráticas y poco claras de cómo están buscando condiciones que permitan asegurar un plebiscito seguro y participativo”.

En ese sentido, expresó sus aprehensiones por el papel que el nuevo ministro del Interior podría jugar en el desarrollo del plebiscito. “Hemos manifestado nuestras legítimas dudas sobre el rol que tendrá el nuevo ministro en esta línea. Por eso es fundamental que estas situaciones no se resuelvan a puertas cerradas. Es necesario incluir a los actores sociales y a los expertos”.

Ramírez señaló que “el nuevo ministro del Interior no solo es un activo defensor del rechazo, es también un fervoroso seguidor del legado de Pinochet, por tanto, es legítimo cuando manifestamos nuestras preocupaciones y nuestras dudas sobre el rol que puede ejercer en el proceso constituyente, sobre todo, cuando son los mismos que han intentando hacer todo lo posible por cerrarlo”.

Para el presidente de Comunes “es fundamental que en esta línea la oposición actúe articulada y asumiendo que el primer desafío que tenemos es asegurar el plebiscito, que éste sea seguro, que no ponga en riesgo la salud de las y los chilenos y al mismo tiempo sea democrático y participativo. Por eso es importante que el Servel y el gobierno dejen de hablar a puertas cerradas y convoquen al mundo social, a los expertos y los partidos políticos”.

“En octubre tenemos que ir a votar sin miedo, seguros y con la convicción de que estamos en un momento fundamental de nuestra historia. Para eso se requiere un gobierno que deje de actuar en contra de la gente”, concluyó.