El Diario Electrónico

Esteban Paredes detalló el estricto protocolo existente en el Monumental

El delantero y capitán de Colo Colo, Esteban Paredes, dio a conocer detalles del estricto protocolo de entrenamientos que existe en la tienda alba, luego del regreso el pasado sábado a los trabajos en el Monumental.

Luego de recibir el permiso especial colectivo del Gobierno, el plantel se puso el pasado fin de semana a las órdenes de Gualberto Jara de cara a lo que será la reanudación del Campeonato Nacional, que sería a mediados o fines de agosto, y de la Copa Libertadores, que volverá a la acción el 15 de septiembre.

Consultado por las estrictas medidas sanitarias que se llevan a cabo en Pedrero, Paredes declaró a LUN que “nos bajamos de uno en los estacionamientos y bajamos caminando a la cancha, cada 10 metros va el otro atrás. Llegamos al campo de entrenamiento e ingresamos al domo (lugar como un hospital de campaña donde se cambian ropa). Ahí tenemos casi cinco metros de distancia entre nosotros y usamos mascarilla todo el rato. Solo nos sacamos la mascarilla cuando hacemos calentamiento. Cada uno trabaja en un carril propio de 18 metros de ancho por 70 de largo”.

“Cuando terminamos de entrenar volvemos al domo. Tenemos que llevar otra muda, en la que llevamos una toalla. Nos secamos la ropa, nos secamos el cuerpo porque estamos todos sudados y nos podemos la otra muda, pero siempre usando la mascarilla”, añadió.

En cuanto a los horarios, el experimentado atacante señaló que “el protocolo es súper bueno. Llegamos en dos grupos, a las 9:30 horas uno y el otro a las 11:30, vamos turnando los horarios por día. Cuando terminamos de entrenar volvemos al domo. Tenemos que llevar otra muda, en la que llevamos una toalla. Nos secamos la ropa, nos secamos el cuerpo porque estamos todos sudados y nos ponemos la otra muda, pero siempre usando la mascarilla”.

Pese al estricto protocolo, el goleador histórico del balompié nacional dijo que “cuando me quito la mascarilla, me pongo a entrenar y se me olvida todo. Pese a todo igual me pongo un poco más contento y más alegre porque uno está entrenando, trabajando y hace lo que le gusta y se desliga un poco del tema de la pandemia. eso me pasa a mí, en realidad”.