Expertos rechazan que el Simce se aplique este año

0 1,750

El doctor en ciencias de la educación y académico de la Usach, Jaime Retamal, estimó que el anuncio del Mineduc, de implementar la prueba a pesar de la crisis, produce más “tensiones” en un sistema educativo ya estresado. El  académico Mario Sobarzo, por su parte, emplaza a reorientar los recursos que implica el test para solucionar problemas más urgentes, como la “brecha digital” o las necesidades económicas de los estudiantes.

Pese a la pandemia del coronavirus y a la recomendación de la Mesa Social Covid-19, el Ministerio de Educación anunció que este año la prueba Simce tendrá un “carácter de diagnóstico sin consecuencias”, según informó el titular de la cartera, Raúl Figueroa.

Reorientar recursos

Sin embargo, para el doctor en ciencias de la educación y académico de la Universidad de Santiago, Jaime Retamal, el presupuesto que requiere el Simce para ser aplicado debiese ser ocupado en asuntos más relevantes, relacionados con la pandemia.

“Estos recursos debiesen ser orientados para fortalecer el financiamiento que el sistema requiere excepcionalmente para seguir funcionando de manera virtual”, consideró el experto en gestión de la calidad educativa.

A juicio del académico del Departamento de Educación de la Usach, el Simce este año es “estéril”, está “absolutamente fuera de contexto” y su impacto “es casi nulo en los aprendizajes”.

“El Gobierno debiese enviar mensajes en la línea de equilibrar tensiones y no producirlas, para colaborar a disminuir el estrés al que ya está sometido el sistema”, afirmó. “El planteamiento de continuar sí o sí con el Simce debiese ser repensado, reflexionado y puesto en paréntesis”, enfatizó.

Suspender el Simce

Visión similar tiene el experto en educación y académico de la U. de Santiago, Mario Sobarzo, quien estima que el costo de implementar el Simce es de cerca de 18 mil millones de pesos, lo que pudiese costear otras necesidades más urgentes.

“El problema hoy es la brecha digital”, afirmó. Además, subrayó las necesidades económicas que han afectado a una gran cantidad de estudiantes. “El ministerio está en una realidad paralela”, sostuvo.

“Esta prueba no tendrá ninguna funcionalidad práctica. Un Simce de diagnóstico no tendrá implicancias en la evaluación de las escuelas”, consideró. “Lo que hubiese correspondido era suspender el Simce”, enfatizó.

Para el académico, “considerar que el Simce es necesario en este contexto tiene que ver más con convenios y compromisos económicos adquiridos con instituciones”, concluyó.

 

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia.
También podría gustarte
¡Te invitamos a suscribirte!
Regístrate nuevamente para recibir la información más importante de Chile y el Mundo.
Puedes darte de baja en cualquier momento