La Cámara de Diputados aprobó y despachó al Ejecutivo para su promulgación un proyecto que permite a las empresas de menor tamaño demandar indemnización por el no pago de sus facturas. 

Esto luego de que el Gobierno reconociera un “error de omisión”, en la Ley de Pago a 30 Días promulgada por el Congreso, y que perjudicaba a las pequeñas y medianas empresas (pymes). 

Esto luego de que la normativa dejara a las pymes sin herramientas efectivas para poder demandar a quienes no cumplan con la ley, como las grandes compañías. 

Tras este error reconocido por el ex ministro de Economía, José Ramón Valente, se introdujo una corrección a la normativa, que fue aprobada por el Senado y hoy ratificada por la Cámara Baja. 

De acuerdo a lo señalado por la ley: “cualquiera sea la naturaleza jurídica del deudor, la empresa de menor tamaño afectada podrá demandar el monto de los perjuicios que deriven del incumplimiento, de acuerdo a las normas generales”. 

En la misma línea, establece que “la acción podrá ser ejercida por el afectado personalmente, en demanda colectiva o representado por la entidad gremial que les agrupe, todo ello de acuerdo a lo dispuesto en el números dos al cinco de la ley que fija normas especiales para empresas de menor tamaño”. 

Cabe recordar que el pasado 16 de mayo, el Presidente Sebastián Piñera encabezó la ceremonia en donde se dio inicio a la entrada en vigencia de la Ley de Pago a 30 Días, la que durante los primeros dos años de implementación, establecerá un plazo máximo de pago será de 60 días para todas las empresas y de 30 días a partir de febrero de 2021. 

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia