El Diario Electrónico

Diputado evangélico Eduardo Durán denuncia detenciones arbitrarias de pastores

Acompañado de líderes del culto, el parlamentario RN se reunió con el General Director Rozas para manifestar su preocupación por una serie de casos que han acontecido a lo largo del país durante el contexto de la pandemia y solicitar que se mejoren los protocolos policiales a la hora de fiscalizar.

Una serie de casos de detenciones de pastores evangélicos han ocurrido en medio de las fiscalizaciones por el cumplimiento del confinamiento y toque de queda. Desde organizaciones religiosas acusan un procedimiento ilegal y arbitrario de la fuerza policial debido a que aseguran  fueron cometidas durante la realización de ollas comunes y cultos online donde participaban solo familias en sus hogares.

Acogiendo esta preocupación, el diputado evangélico Eduardo Durán (RN) le solicitó al General Director de Carabineros, Mario Rozas, reunirse para manifestar la inquietud de las entidades evangélicas, denunciar los hechos y solicitar que se mejoren los protocolos para estos casos. Además, se propuso coordinar jornadas de capacitación con la policía y así evitar futuras detenciones de este tipo.

“Nuestro objetivo era plantear al General Director de Carabineros nuestra preocupación por algunos casos de irregularidad en el proceder de carabineros que afectaron a pastores evangélicos en distintas ciudades del país. Se trata de casos que derivaron en detenciones mal realizadas puesto que estos pastores no cometieron ningún tipo de infracción a las normas del Código Sanitario, lo que quedó establecido por los entes judiciales”, afirmó el parlamentario por el distrito 13 de la región Metropolitana.

En la cita, los pastores José Lema y Francisco Conejeros de la Coordinadora de Entidades Evangélicas Pentecostales le recordaron a la autoridad policial algunos casos a lo largo del país como los de BioBío con el pastor Néstor Riveros y Leonel Espinoza, los de Pucón, Puerto Montt y Chiloé y puntualmente, el caso del pastor Juan Cárcamo de la Iglesia Metodista Pentecostal de Puerto Octay.

Si bien José Lema precisó que estos excesos cometidos por la policía uniformada no son la generalidad de todas maneras es preocupante su ocurrencia desde el punto de vista de que atentan contra el derecho de la libertad de conciencia expresada en la libertad religiosa.

Por eso, tanto el líder evangélico como el parlamentario reconocieron el compromiso de la institución por avanzar en soluciones.

“Entendemos que fuimos bien recibidos y se tomarán por un lado las medidas correctivas necesarias y por otro lado estaremos otorgando algún tipo de capacitación a Carabineros en el sentido de que puedan conocer a cabalidad el actuar de nuestra iglesia y en virtud de ello proceder como corresponde y conforme a la ley en relación a lo que tiene que ver con la libertad de conciencia y la libertad religiosa”, sostuvo Lema.

Al finalizar, el parlamentario Eduardo Durán recalcó que el General Rozas “se comprometió a mejorar los protocolos correspondientes de tal manera de tener una buena relación con la comunidad, en especial, con las iglesias evangélicas del país”.