The Times en Español – El Diario Electrónico The Times en Español – El Diario Electrónico

Estados Unidos obliga a sus empresas a vacunarse contra el covid-19 a todos sus empleados antes del 4 de enero

La obligatoriedad de vacunarse para empleados de empresas de más de 100 personas, es una de las medidas más radicales tomadas por el gobierno de Estados Unidos

Estados Unidos 05 de noviembre de 2021 The Times en Español The Times en Español
empleados-de-estados-unidos-deberan-vacunarse-contra-el-covid-antes-del-4-de-enero
foto Getty Images

Millones de empleados estadounidenses deberán vacunarse contra el covid antes del 4 de enero de 2021 para no tener que someterse regularmente a pruebas, anunció el jueves, 4 de noviembre de 2021, la administración del presidente de Estados Unidos, Joe Biden.

La obligatoriedad de vacunarse para empleados de empresas de más de 100 personas, trabajadores de la salud y empleados de contratistas de agencias federales es una de las medidas más radicales tomadas por el gobierno de Estados Unidos en un intento por frenar al covid que está minando la recuperación económica.

“Existe la misma fecha límite del 4 de enero de 2022 para estas tres categorías”. Ese día, los empleados deben haber recibido su última dosis de vacuna o comenzar a someterse al menos a una prueba por semana, indicó el jueves, 4 de octubre de 2021, un alto funcionario estadounidense.

Biden dio a conocer la medida, que se supone afectará a más de dos tercios de la fuerza laboral del país, en septiembre durante un discurso en la Casa Blanca. Según él, es la oportunidad de “pasar la página” del covid y presionar a millones de estadounidenses que aún se niegan a recibir la vacuna.

Varias empresas, entre ellas el gigante cárnico Tyson Foods o la aerolínea United Airlines, ya habían preparado el terreno al imponer estas obligaciones a sus empleados desde finales de septiembre.

El más reciente, el fabricante de automóviles Ford, exigió que sus 32 mil empleados estuvieran vacunados antes del 8 de diciembre salvo en el caso de exención religiosa o médica, según varios medios estadounidenses.

Sin embargo, en el país de las libertades individuales, la medida desata críticas en la oposición republicana, que denuncia una “dictadura”.

“La cuestión es que las vacunas obligatorias funcionan”, dijo el alto funcionario estadounidense, y pronosticó que “llevarían a que millones de estadounidenses se vacunen, protejan a los trabajadores, salven vidas, fortalezcan nuestra economía y ayuden a acelerar nuestra salida de esta pandemia”.

Impulsada desde el verano por la variante Delta, la pandemia ya mató a 750 mil personas en Estados Unidos.

Biden, elegido para encabezar la principal potencia económica mundial hace casi un año, hizo de la lucha contra el covid uno de los pilares de su presidencia.

Pero después de un comienzo exitoso de la campaña de vacunación, esta se vino abajo, lo que disparó la propagación del virus y frenó en parte la recuperación económica prometida por el líder demócrata.

Convencer a los adultos reacios a recibir la vacuna no es una tarea fácil, especialmente porque varios estados del país, incluyendo Texas, ya prohibieron las obligaciones de vacunación en su territorio.

En una encuesta publicada el mes pasado por la Sociedad para la Gestión de Recursos Humanos, el 90% de los empleadores encuestados consideró que era difícil implementar la obligatoriedad de la vacuna.

La Casa Blanca advirtió que “las nuevas reglas prevalecen a cualquier ley estatal o local inconsistente, incluyendo las leyes que prohíben o limitan la autoridad de un empleador para exigir vacunas, mascarillas o pruebas”.

Entre tanto, la procuradora de Trabajo, Seema Nanda, anticipó que el gobierno “considerará si extender la regla a las empresas más pequeñas”.

Los trabajadores que se nieguen a seguir las regulaciones no estarán exentos de acciones disciplinarias por parte de su empresa, aseguró Jim Fredrick, de la Administración de Salud y Seguridad Ocupacional.

David French, de la Federación Nacional de Minoristas, advirtió que “la administración Biden optó por declarar una ‘emergencia’ e imponer nuevos y onerosos requisitos a los minoristas durante la crucial temporada de compras navideñas”.

El Sindicato de Trabajadores de Alimentos y Comercio (UFCW por sus siglas en inglés), cuyos miembros trabajan en entornos con alto riesgo de covid como supermercados y plantas empacadoras de carne, calificó los mandatos como un buen primer paso, pero dijo que los empleadores deberían hacer más para proteger a los trabajadores.

“Asegurar que los trabajadores tengan voz en las políticas sobre covid y seguridad en el lugar de trabajo es fundamental para garantizar que estas medidas se implementen de manera justa y generar la confianza y el fuerte consenso necesarios para que estas salvaguardas sean efectivas”, sugirió el presidente del sindicato, Marc Perrone.

Con información de AFP

Conforme a los criterios de

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. The Times en Español  valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

Newsletter

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email

Te puede interesar

Nuestras Redes Sociales

Lo más visto

Newsletter

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email