Madre denunció que su hija lesbiana fue asesinada y violada hace dos años

Sociedad 28 de septiembre de 2019 Por
La madre de la dj Ana María Villaroel González denunció este viernes que su hija fue asesinada hace dos años tras ser violada en una pieza que arrendaba en Providencia, según informó el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh).
movilh
Agencia Uno

De esta forma, desmintió la versión inicial que hablaba de muerte por sobredosis, lo que fue lamentado por el Movilh.

Katia González Huidobro precisó que su hija, también conocida como dj Anna Cook, perdió la vida el 2 de agosto del 2017 en la casa que compartía junto otras tres personas. El día de la tragedia, debía viajar a Angol, pero ello nunca ocurrió.

El Movilh precisó que la muerte de la víctima fue antecedida por un “carrete”, donde compartieron al menos una 5 personas, entre esos el dueño de casa. Todos se retiraron del lugar con el correr de las horas y Ana María amaneció muerta, siendo llevada a urgencias por uno de sus “amigos” que la encontró a eso de las 13:00 horas.

La madre recordó que la noche previa al hecho, “recibí mensajes de Whatsapp muy extraños, los cuales decían 'o son ellos o soy yo', 'alguno tiene que morir'”.

Desde ese momento, la mujer intentó comunicarse con su hija, pero fue imposible. A las 14:00 horas del 2 de agosto del 2017 un “amigo” de la joven le comunicó que Ana María se encontraba grave en el Hospital El Salvador. Una vez ahí, un médico de turno le señaló “señora, su hija llegó fallecida a este establecimiento”.

Meses después, relató la madre, las pericias del Servicio Médico Legal arrojaron que “mi hija fue violada, estrangulada y golpeada hasta el punto de quebrarle 5 costillas y quedar con una equimosis cervical (moretón) de 5 cm de ancho por 5 de largo que le abarcaba todo el cuello. Ella no presentaba dosis de droga y solo un 0.2% de alcohol en la sangre”.

En la misma línea, añadió que la “información que me entregaron desde Fiscalía es que se encontraron cabezas de espermatozoides en la boca de mi hija. Yo respondo que es imposible, ya que mi hija, como todos saben, era lesbiana. No existe forma de que ella se haya metido, consciente o inconscientemente, con un hombre. No hay ninguna posibilidad de eso y todo el mundo lo sabe. Al manifestar esto, el fiscal responde que entonces este caso pasó a ser un caso de violación con homicidio”.

En este sentido, Katia llamó a todo eventual testigo de los hechos a contactarse con ella al correo [email protected]

En la actualidad, el caso está en manos de la fiscal Mitzi Henríquez, quien espera nuevas informes toxicológicos del Servicio Médico Legal para continuar con las investigaciones.

THE TIMES

Noticias y actualidad de Chile y del mundo. Política, economía, deportes, cultura, ciencia, ocio y sociedad

Te puede interesar