Son pareja y hace 16 años que tienen sexo en público como medio de vida

Tendencia 04 de septiembre de 2019 Por
Udy y Érica trabajan en Casa Rosso, un conocido teatro erótico de Ámsterdam. Cómo experimentan la mirada de la audiencia.
descarga (1)

Sobre gustos no hay nada escrito, y cuando de compartir una actividad con el ser amado se trata, el abanico de opciones puede ser realmente inabarcable. Así lo demuestran Erica y Udy, una pareja que hace 16 años se gana la vida teniendo sexo en vivo sobre las tablas de Casa Rosso, un teatro erótico de Ámsterdam.

En una entrevista a la revista Vice, la dupla contó que comenzaron a salir hace 20 años y que, desde entonces, tuvieron la intención de tener un proyecto juntos.Sin embargo, afirmaron que les llevó un tiempo tomar la decisión de trabajar en el emblemático escenario, conocido por ser la vidriera de variados actos sexuales que se realizan diariamente frente a cientos de turistas.

"Siempre pensamos que sería divertido trabajar juntos, como abrir una panadería o tener nuestra propia tienda. Pero finalmente firmamos con una agencia de modelos eróticos", dijo Érica.

HJ8elIiSB

Por su parte, Udy agregó: "Al principio, nos ofrecieron trabajo en una telenovela sexual, pero los tiempos se dilataron y no quisimos esperar. Entonces, pregunté si podíamos hacer un show de sexo en vivo, y al poco tiempo nos convocaron de Casa Rosso".

Para Érica, al principio fue difícil pasar de tener sexo en la cama de su habitación a hacerlo en una plataforma giratoria, al ritmo de la música y ante un montón de extraños. Para hacer frente a su timidez, dijo haber adoptado una postura comparable a la de "un caballo con anteojeras", ya que evita el contacto visual con el público.

No obstante, Udy manifestó no tener ningún problema con ser observado. Por el contrario, es algo que disfruta. "Me gusta que me miren, así que miro mucho al público, pero debo mantenerme concentrado. No se puede controlar a la audiencia y aunque hacemos múltiples shows, cada noche es diferente", sostuvo.

descarga

A pesar de que su trabajo es tener sexo varias veces durante el día, ambos aseguran que la llama de la pasión continúa encendida cuando regresan a su casa. "Siempre fui un monstruo con una gran libido, fui hecho para hacer este trabajo. Es raro que sienta que no quiero ir a trabajar y por las noches no lo siento, Erica siempre me motiva a seguir adelante. Por suerte nunca peleamos, porque eso haría el trabajo más difícil", afirmó Udy.

Finalmente, la pareja sostuvo que más allá de los largos años que han dedicado a la actividad en Casa Rosso, consideran el empleo como un trampolín para poder saltar hacia nuevos proyectos. "Sueño con tener mi propio negocio, preferiblemente una tienda online. Gracias a este trabajo puedo ahorrar, así que no tendré que pedir un préstamo cuando decida empezarla. Por el momento, estoy increíblemente agradecida de despertarme con un latido cada mañana", remató Érica.

THE TIMES

Noticias y actualidad de Chile y del mundo. Política, economía, deportes, cultura, ciencia, ocio y sociedad

Recibe en tu correo las noticias más importantes del día

Te puede interesar