El Diario Electrónico

Confirman internación provisoria de adolescente imputado por homicidio frustrado

La Corte de Apelaciones de Temuco confirmó este lunes la medida cautelar de internación provisoria del menor de edad A.M.S.V., imputado por el Ministerio Público como autor del delito frustrado de homicidio y no dar aviso a la autoridad de accidente una de tránsito ocurrido el 7 de julio pasado, en la capital de La Araucanía.

En fallo unánime, la Tercera Sala del tribunal de alzada confirmó la resolución apelada, dictada por el Juzgado de Garantía de Temuco, que ordenó el ingreso del adolescente a un centro cerrado y bajo la sujeción del Servicio Nacional de Menores, por considerar que la libertad del imputado constituye un peligro para la seguridad de la sociedad.

Según el ente persecutor, aproximadamente a las 19.00 horas de martes 7 de julio de 2020, A.M.S.V. conducía el automóvil Nissan, modelo Sunny, por la avenida Caupolicán en la comuna de Temuco, con dirección al sur.

Al llegar a la intersección con la venida Balmaceda, no respetó la luz roja del semáforo, atropellando a una funcionaria de la Policía de Investigaciones que en ese momento cruzaba la calzada con luz verde al frente.

Tras el atropello, el adolescente no detuvo la marcha, no prestó auxilio a la víctima ni dio cuenta a la autoridad del accidente, dándose a la fuga del lugar.

A consecuencia del impacto, la víctima resultó con contusión craneana, y de codo izquierdo; esguince cervical; fracturas de coxis, columna torácica, sacro cerrada, entre otras heridas, lesiones de carácter grave de acuerdo a informe médico emitido por la Mutual de Seguridad de Temuco, recinto asistencial donde la víctima permanece internada.

Posteriormente, A.M.S.V. se comunicó con el coimputado en la causa, Juan Manuel Cabrera Chávez, quien recientemente había adquirido el vehículo involucrado en los hechos.

Los imputados, de manera concertada y para evitar la ubicación del móvil, procedieron a pintar de otro color el vehículo y a cambiar las patentes originales, sustituyéndolas por otras que corresponden a un vehículo diverso, pero de igual marca y modelo.

Hechos los cambios, Cabrera Chávez lo condujo hasta el predio de un familiar, ubicado en el sector Coipolafquén, donde lo dejó ocultó.