El Diario Electrónico

Condenan a presidio efectivo a autor de abuso sexual en contexto de VIF

El Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Antofagasta condenó a Christian Javier Santana Gutiérrez a cumplir las penas efectivas de 3 años y un día, 302 días y 61 días de presidio, por su responsabilidad, en calidad de autor, de los delitos consumados de abuso sexual, lesiones menos graves y amenazas no condicionales en contexto de violencia intrafamiliar, ilícitos perpetrados en enero del año 2019.

En fallo unánime, el tribunal –integrado por los magistrados Israel Fuentes Gutiérrez (presidente), Luz Oliva Chávez y Juan Luis Salgado Vásquez (redactor)– aplicó, además, a Santana Gutiérrez las accesorias legales de inhabilitación absoluta perpetua para derechos políticos, la inhabilitación absoluta para cargos y oficios público durante el tiempo de la condena por abuso sexual; la suspensión de cargo u oficio público durante el tiempo de las condenas por lesiones y amenazas.

El condenado deberá también cumplir con “la prohibición de acercarse a la víctima, a su domicilio, lugar de trabajo o estudio a una distancia no inferior a 100 metros, por el término de dos años, prorrogable a petición de la víctima, si se mantienen los hechos que la justificaron”.

Una vez que el fallo quede ejecutado, se dispuso que se proceda a la toma de muestras biológicas del sentenciado para determinar su huella genética e inclusión en el registro nacional de ADN de condenados.

El tribunal, dio por acreditado, más allá de toda duda razonable, que aproximadamente entre las 9 y 10 horas del 17 de enero de 2019, la víctima, “tras salir de una vivienda ubicada en el sector alto de esta ciudad en la que había estado compartiendo y bebiendo alcohol desde las 23:00 horas del día anterior hasta las 03:00 horas de esa jornada junto a una amiga y el pololo de ésta, la víctima se comunicó con su ex conviviente, el imputado CHRISTIAN SANTANA GUTIERREZ, quien al poco rato llegó a buscarla en un colectivo color negro”.

“La víctima le relató que salió abruptamente del lugar al presenciar que la pareja de su amiga se había masturbado delante de ella por lo que el acusado, enojado por lo que le contó la mujer, comenzó a insultarla, llevándola por la Ruta B-26 hasta un sitio eriazo cercano, denominado kilómetro 12 de Antofagasta (…). Una vez en el lugar, Santana le ordenó que se bajara del vehículo para luego llevarla con tirones y manotazos hasta el asiento trasero donde, usando la fuerza y aprovechando el cansancio y la ingesta de alcohol, procedió a abusar sexualmente de ella”.

“La afectada intentó correr, siendo fácilmente alcanzada por el imputado quien le golpeó el rostro, tironeó el pelo, además de empujarla a un desnivel de tierra, cayendo unos metros, amenazándola que la iba a matar, quedando la víctima muy desorientada. A continuación, el imputado la paró y llevó arrastrando hasta el automóvil, retornando a la ciudad, donde mientras el vehículo se detuvo ante un semáforo cercano al sector donde se ubicaba la garita de la línea de taxis colectivos N° 74, la víctima aprovechó la oportunidad de arrancar y dar aviso a los terceros que se encontraban en el lugar”, añade.