El Diario Electrónico

Fuad Chahin rechazó inyección de mayores recursos de fondos AFP a grandes empresas

El presidente de la Democracia Cristiana, Fuad Chahin, rechazó hoy la posibilidad de que los fondos de pensiones rescaten a grandes empresas en crisis gracias a la aprobación en primer trámite en el Senado del proyecto de ley destinado “al buen funcionamiento del mercado financiero en la actual contingencia”.

Chahin afirmó que esto es una “cuestión que nos parece un error porque implica usar más recursos originados en las cotizaciones en operaciones altamente riesgosas”.

“Este proyecto ahora sigue su tramitación en la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados, donde espero que se rechace en todas sus partes. Si bien el Senado ya rechazó aquella parte del proyecto que permitiría a los Fondos de Pensiones ampliar el espectro de instrumentos financieros en los que puedan invertir, permitiendo que lo hicieran en títulos de deudas no inscritos –como lo serían empresas más riesgosas o en quiebra-; si aprobó ampliar los límites asignados a determinados instrumentos implican un flujo mayor de financiamiento para las empresas en crisis”, advirtió el timonel de la DC.

En esta misma línea, Chahin advirtió que “no es posible que en tiempo de pandemia, y cuando se cuestionó tanto el retiro del 10% de los fondos por parte de los cotizantes, hoy este proyecto pretenda inyectar los fondos de pensiones a grandes empresas que están en riesgo. Es como si el Gobierno dijera ‘no queríamos que la gente usara sus propios fondos, pero sí estamos muy disponibles para que empresas en riesgo sí los usen’. Y francamente esto no tiene lógica”.

El dirigente señaló que “como presidente de un partido que lideró el retiro del 10% para la gente, denunciamos en varias ocasiones este proyecto: en la prensa, en las redes y también en programas matutinos y entrevistas. No mucha gente parece tener conocimiento sobre un asunto tan técnico, pero es de tal magnitud que es bueno que la opinión pública esté advertida”.

Finalmente, Chahin sentenció que “confío en que nuestros diputados harán sentir su rechazo a esta norma porque resulta grotesco que hayan tratado a la ciudadanía y a los parlamentarios que movieron esto como populistas, pero, sin embargo, no exista reparo alguno en poner en riesgo los fondos de cada persona para inyectar recursos a empresas en crisis, simplemente no es sensato”.