Foto: Diario La Tercera

El increíble caso de Michele Puzio: confundido con un mafioso por compartir nombre

Mayo 7, 2024

Una investigación difundida por medios nacionales e internacionales, como Interferencia e Infobae, ha resaltado el caso de un ciudadano italiano que ha llegado a Chile y ahora se enfrenta a una orden de extradición.

La trama del Pizzero. En la génesis de la narrativa se encuentra una orden de arresto internacional emitida el año pasado por la justicia italiana dirigida a Michele Puzio, el experto en pizzas. Michele Puzio, de 48 años y oriundo de Nápoles, ha sido aclamado como el mejor pizzero de Chile y uno de los cinco principales del continente, desembarcando en el país en 2016 y estableciendo múltiples pizzerías antes de alcanzar renombre con Alleria.

En relación con su pasado, en 2019, Puzio fue sentenciado en Italia a 6 años y 2 meses de prisión junto con una multa de 28.000 euros, tras ser capturado en posesión de 60 gramos de cocaína listos para la venta en 2010.

El Mafioso Reformado. A sus 60 años, el napolitano Michele Puzio es un ex jefe mafioso vinculado al clan Moccia en Nápoles, Italia, quien se encuentra tras las rejas desde 2019.

Durante febrero de 2020, inició una colaboración con las autoridades judiciales, suministrando inteligencia crucial sobre las actividades clandestinas de la organización criminal en la región. Su testimonio ha sido vital en múltiples procedimientos legales, incluyendo acusaciones contra otros miembros del clan por homicidios y otros delitos.

 

 

El relato de Michele Puzio ha sido objeto de atención pública después de que apareciera en un artículo de LT Domingo, donde compartió su experiencia en Chile. Puzio llegó al país en 2016 y se abrió camino en el ámbito gastronómico, obteniendo diversos reconocimientos, incluido el título de “El mejor pizzaiolo” otorgado por la empresa Soprole el 28 de septiembre de 2022, algo que, según él mismo afirma, le motivó a seguir adelante con sus emprendimientos.

A pesar de este momento de gloria, Puzio reconoce un pasado marcado por errores. Desde el año 2010, ha enfrentado una batalla legal para evitar su extradición de Chile, una saga que comenzó en Mesina, Sicilia, donde, según documentos de la fiscalía italiana, fue detenido en 2010 por posesión de cocaína junto a un individuo llamado Cutugno Vicenzo.

Tras ser condenado en 2014 a seis años y dos meses de prisión y una multa de $28 mil euros, Puzio apeló su caso hasta dos instancias en Italia. A lo largo de este proceso, ha declarado sobre su participación en el tráfico de drogas y su supuesta transformación personal, destacando que ha dejado atrás esa etapa de su vida.

En el ámbito gastronómico chileno, Puzio se ha enfrentado a situaciones legales complicadas, incluyendo acusaciones por agresión y amenazas, así como conflictos en sus negocios. A pesar de los desafíos, ha intentado rehacer su vida y carrera en Chile, donde se ha destacado por su labor como chef y maestro pizzero.

Aunque la justicia italiana solicitó su extradición, este pedido fue rechazado por la Corte Suprema chilena. Sin embargo, la Fiscalía Nacional ha apelado esta decisión, manteniendo en vilo la situación legal de Puzio mientras él continúa trabajando y construyendo un futuro en Chile.

 

Con Información de TTE y Diario la Tercera