Connect with us

Chile

Cómo superar el “Edadismo Bancario”: Propuestas de expertos para una inclusión financiera de los adultos mayores

The Times en Español

Published

on

Edadismo.jpeg

En relación con la polémica del “edadismo financiero”, se han planteado propuestas para fortalecer la posición de los adultos mayores al acceder a servicios financieros básicos. Se ha criticado a la banca por presuntas prácticas discriminatorias hacia este grupo, quienes enfrentan obstáculos debido a la percepción de menores ingresos demostrables.

Cristián Lecaros de Inversión Fácil destaca que la banca discrimina a los adultos mayores por considerar que tienen ingresos más bajos en promedio. Frente a esto, sugiere flexibilizar la apertura de cuentas corrientes sin líneas de crédito y solicitar avales familiares para respaldar a los solicitantes en caso de necesitar financiamiento.

Por otro lado, Patricio Gana, director ejecutivo de AK Contadores, aboga por reformar las normas anticuadas para adaptarlas a la realidad actual, donde las personas siguen siendo activas laboral y comercialmente más allá de los 60 o 65 años. Considera necesario que las compañías de seguros también se adapten a estas transacciones financieras.

En la misma línea, Claudio Cáceres, Economista Senior del Observatorio Económico de la Universidad Bolivariana, plantea la necesidad de legislar a través de políticas públicas que generen seguros colectivos o pooling risk para reducir el riesgo promedio de los adultos mayores y facilitar su acceso al financiamiento. Además, propone considerar instrumentos como los seguros de desgravamen para otros contratos bancarios.

Desde una perspectiva a largo plazo, Cáceres señala que la sociedad está envejeciendo y las instituciones financieras deben prestar más atención a este grupo etario, ya que en los próximos años serán la mayoría de los clientes potenciales.

Finalmente, se concluye que no se puede obligar a los privados a trabajar con los adultos mayores, pero se plantea que entidades como BancoEstado podrían cubrir esta necesidad. Además, se sugiere que los legisladores allanen el camino para que en el futuro todos puedan acceder a las instituciones financieras sin depender de sus hijos.