Whatsapp Image 2024 01 31 At 16.54.49.jpeg

Tasas de interés y costos de terrenos: los desafíos de comprar una vivienda en Chile.

Febrero 1, 2024

Aseguran que la adquisición de una vivienda puede verse complicada debido a varios factores, como la UF, las tasas de interés y el aumento de los costos de los terrenos.

El Banco Central ha publicado los resultados de la Encuesta sobre Créditos Bancarios correspondiente al cuarto trimestre de 2023, revelando que la demanda de créditos para viviendas sigue debilitándose según la percepción de los bancos.

En relación a este segmento, aunque la proporción de bancos que informaron una demanda más baja disminuyó al 18% durante el trimestre, también se redujo la cantidad de aquellos que experimentaron un fortalecimiento, pasando del 18% al 9%. Estas cifras llegan después de que la tasa de interés promedio anual en UF para los préstamos hipotecarios cerrara el año 2023 en un 5,21%, la cifra más alta desde 2009.

Gana, un experto, explicó que lo realmente complicado de esta situación “es el momento económico que estamos viviendo, ya que la actual crisis es la que ha deprimido el mercado inmobiliario. Sin embargo, esto ha obligado a las inmobiliarias a cambiar su estrategia y ofrecer mejores condiciones y oportunidades a sus posibles clientes”.

“Por lo tanto, podríamos estar viviendo un año de oportunidades interesantes para la inversión”, fundamentó el experto.

Por otro lado, Claudio Cáceres, Economista Senior del Observatorio Económico de la Universidad Bolivariana, afirmó que “ya hemos llegado al final del ciclo económico contractivo del Banco Central, según todas las señales presentes en el mercado, por lo que estimamos que esto debería comenzar con una reducción de la TPM de alrededor de 100 puntos base, alcanzando el rango objetivo de inflación hacia finales del primer semestre”.

Según el economista, “esto afectaría al sector hipotecario, haciendo que la tasa hipotecaria vuelva a acercarse al nivel del 4% a medio plazo, es decir, hacia el 2025”. Además, Cáceres aseguró que “volver a los niveles anteriores a la pandemia será muy difícil de alcanzar y el ajuste no será rápido, ya que las disminuciones son más lentas que las subidas. Las tasas más bajas en los créditos hipotecarios dependen de la competencia entre los bancos y, dada la fragilidad económica y la aversión al riesgo de los bancos, prevemos que la reducción será lenta”.

Por otro lado, Cristián Lecaros, de Inversión Fácil, explicó que otro factor a tener en cuenta es que “los promotores inmobiliarios también están obteniendo menos permisos de construcción, lo que reduce el incentivo para desarrollar proyectos inmobiliarios debido al aumento del costo de los terrenos, el incremento del costo de los materiales de construcción y la menor densificación de los proyectos. Todo esto genera una menor oferta y, como resultado, precios más altos, ya que sabemos que las economías se rigen por la oferta y la demanda”.

“Lamentablemente, el interés por comprar sigue siendo alto, pero hay menos posibilidades para los chilenos de acceder a propiedades para vivir o invertir. Esto finalmente debilita la demanda, ya que las personas no reciben la aprobación ni el crédito hipotecario necesario para adquirir una vivienda”, afirmó.

Finalmente, comentó que “este fenómeno creo que va a persistir al menos en los próximos años, a menos que el Gobierno ofrezca incentivos claros en forma de subsidios”