Foto : Agencia Uno

Director del INE persiste en excluir a la diversidad sexual del Censo 2024

El Movilh calificó a la exclusión de lesbianas, gays y bisexuales del Censo 2024 como actitud homofóbica que daña la dignidad humana de un sector de la población.
Enero 10, 2024

Una nueva reunión celebró hoy el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) con el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), esta vez con su director, Ricardo Vicuña Poblete, quien se mantuvo firme en excluir a la diversidad sexual del Censo 2024, contraviniendo así compromisos nacionales e internacionales de este Gobierno.

“Estamos en presencia de una situación tan discriminatoria como impresentable. En 2002, hace 22 años, que el INE trabajó con nuestra organización el compromiso de hacer una consulta sobre parejas del mismo sexo en el Censo 2012, lo cual se cumplió, y otra sobre orientación sexual para el Censo que seguía. Es decir, tuvieron 22 años de preparación y llegan a la conclusión de que no pueden porque las consultas de ese tipo requieren de una metodología especial, como si gays, lesbianas o bisexuales fuimos seres extraños, con privacidad y tratamientos estadísticos especiales. Este es un insulto gratuito a la dignidad humana contra un sector de la población”, sostuvo el vocero del Movilh, Oscar Rementería.

“El INE y este Gobierno además incumplen el Acuerdo de Solución Amistosa firmado con nuestra organización ante la Comisión Interamericana de DDHH y faltan a la verdad, pues hasta el año pasado nos aseguraron que las consultas sobre orientación sexual eran parte del Censo 2024. Nos mintieron ”, redondeó Rementería.

El dirigente señaló que “el INE nos ha ofrecido levantar un estudio específico sobre la realidad LGBTIQ+. Pues bien, que se hagan y contarán con nuestro apoyo, como siempre ha ocurrido. Pero eso, no tiene ninguna relación con el Censo 2024. Ninguna. Aquí el INE ha incurrido en homofobia, una situación intolerable frente a la cual no podemos callar”.

“Seguiremos estos días dialogando con otras autoridades del Gobierno para ver si revierten este atropello a los derechos humanos. Agotado ese proceso, si no se resuelve el tema, pasaremos a las protestas y denuncias internacionales. Este es el peor retroceso civilizatorio para nuestros humanos y actuaremos a la altura de las circunstancias”, finalizó Rementería.