Gobierno de Boric “Limita la libertad de expresión”

Junio 21, 2023

Durante la jornada del martes, el Gobierno de manera sorpresiva publicó en el Diario Oficial un decreto que crea la “Comisión Asesora contra la Desinformación”, instancia que tendrá por objetivo asesorar al Ministerio de Ciencia y al de la Secretaría General de Gobierno (Segegob) “en aspectos que permitan analizar el fenómeno global de la desinformación y su manifestación a nivel local en Chile”.

De acuerdo al decreto, la comisión será de carácter temporal y tendrá una composición académica, en donde se abordarán temas como el impacto de la desinformación en la calidad de la democracia, educación y desinformación, alfabetización digital, desinformación en plataformas digitales, buenas prácticas internacionales/experiencia comparada y políticas públicas y desinformación.

Tras el hecho, de inmediato especialista expresaron su inquietud. Si bien algunos no rechazan la nueva institucionalidad, cuestionan la capacidad del Estado para abordar estos temas y advierten que pueden existir riesgos en su implementación y funcionamiento, como eventuales “sesgos” o la “instrumentalización” política.

Que el Gobierno, en sintonía con lo que ocurre en el mundo, esté interesado en elaborar acciones contra uno de los fenómenos más complejos que deben afrontar todos los países del mundo, particularmente los que poseen regímenes democráticos, me parece bien, pues ninguna dictadura tiene problemas con la circulación de noticias falsas, por su control absoluto sobre la información“, asegura Pedro Anguita, profesor de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Los Andes.

Pero, precisa, su valor “dependerá del nivel de pluralidad que posea, pues los caminos de acción que proponga dependerán mucho de qué se entienda por desinformación”. María José Labrador, docente de la Facultad de Comunicaciones de la Universidad del Desarrollo (UDD), apuntó a que “se debe cautelar que esta comisión no tenga sesgos políticos o se instrumentalice para fines políticos“.

Por su parte, el presidente de la Asociación Nacional de la Prensa, Juan Jaime Díaz, fue más benevolente y explicó que la visión del gremio es  la desinformación, es un problema importantísimo para la sociedad porque puede afectar la democracia, por lo cual se le debe hacer frente, pero sin restricciones a la libertad de expresión.
“La desinformación muchas veces destruye la honra de las personas y puede afectar la democracia, al ir de alguna manera generando caminos para gobiernos populistas de cualquier signo político. No obstante, cuando hay intereses por parte de los gobiernos de una mayor regulación, con nuevas leyes que finalmente te afectan a los derechos humanos, como es la libertad de expresión, o de tratar de disponer de cierta verdad absoluta, o leyes que apunten al negacionismo o crear algoritmos dirigidos con ciertos sesgos, eso no ha funcionado. Y si la intención es eso creo que vamos por un mal camino”, señaló Juan Jaime Díaz.

Cabe mencionar que la iniciativa se publicó en el Diario Oficial sin ningún tipo de anuncio. El Ministerio a cargo será el de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación, y asesorará a la Secretaria General de Gobierno.