Conecte con nosotros

Exclusivo: Detalles inéditos de la estafa piramidal “KnightsBridge” y las víctimas

Victor Manuel Arce Garcia

Publicado

en

 

Un nuevo escándalo con millonarios recursos involucrados está acaparando el interés de los medios de comunicación: se trata del caso KnightsBridge (“Puente de los caballeros”, su traducción al español).

¿De qué estamos hablando? KnightsBridge es una agrupación de personas que ideó y maquinó un esquema de estafa piramidal para apropiarse de dineros de terceros, afectando con ello, a muchas personas. Este modelo de inversión falsa operó entre diciembre de 2021 y mayo de 2022.

Este grupo, en la práctica, lo que hacía era “invitar” a invertir, mediante un mecanismo tributario y los agrupaba en distintos niveles, sobre la base del monto aportado.

Se habla de una “estafa piramidal”, porque se trata de una empresa que se sostenía, básicamente, con ingresos que se capturaban a través de los aportantes que llegaban. Es un proceso fraudulento por el cual los participantes recomiendan a otros clientes para que éstos, a su vez, generen beneficios a los anteriores.

En una “estafa piramidal”, desde un inicio el sujeto activo busca la obtención de los dineros por una vía que camina hacia la defraudación, que no es sino su objetivo final, lo cual se aparta del mercado formal, esto es, existe desde un comienzo dolo directo, vale decir, intención defraudatoria, descartándose el dolo eventual y para qué decir la culpa o negligencia; figura en la cual se cumple con todos y cada uno de los elementos de la estafa: engaño, error, perjuicio patrimonial y disposición patrimonial.

En el caso de KnightsBridge se ofrecían distintos productos, cuyo costo debía ser financiado por la víctima, efectuando transferencias a cuentas corrientes nacionales, bajo la promesa de que el producto sería comercializado por la misma plataforma en el extranjero y la persona que “invirtiera” recibiría la devolución de impuestos. Así, ofrecían tramitar el pago del tributo y reintegrarlo junto al precio de lo pagado en la compra, más intereses.

¿Y qué significaba, supuestamente, ésto?

 

Que el cliente recibiría el total de lo desembolsado, más el impuesto devuelto con casi un 300% de ganancias.

Todo esto, a cambio de realizar el procedimiento, a través de las plataformas y cuentas bancarias registradas a nombre de KnightsBridge.

Como dijimos, en este tipo de estafas, el aporte de los miembros nuevos financia las ganancias de los más antiguos, el punto es que en el instante en que ya no se logra sumar a más participantes, los últimos en entrar no obtienen beneficios, ya que no hay nadie nuevo que los sostenga.

Un dato relevante: si bien, algunas de las primeras personas que ingresaron al sistema realizaron rescates, el 9 de mayo de 2022 la plataforma que albergó a la supuesta empresa cerró, suspendiendo los pagos de los últimos montos “invertidos”. Incluso, recordemos que la Comisión para el Mercado Financiero (CMF) alertó a los usuarios y, al público en general, que KnightsBridge no estaba supervisada por la Comisión y, por lo tanto, no contaba con autorización para prestar servicios en Chile.

Durante el funcionamiento de la plataforma, los promotores de la estafa mantenían diversos canales de inversión, tanto en Chile como en el extranjero y hablaban de que la franquicia tributaria figuraba en Singapur.  Desde ahí, se articuló la supuesta inversión, en capital de riesgo en el exterior, invirtiendo, según se informaba a quienes destinaban capital, en empresas que prometían altas rentabilidades de acuerdo con sus reportes de inversión.

El fiscal, Sergio Soto (de la Unidad de Análisis Criminal y Focos Investigativos de la Fiscalía Metropolitana Occidente) ha señalado respecto de este caso que se está en presencia de una empresa de inversión unipersonal ubicada en Singapur, relacionada a la “devolución de impuestos” y que operaba bajo la modalidad de compra de productos TAX Free (libre de impuestos para turistas) en su sitio web, de forma tal que luego que un miembro/víctima compraba un producto bajo esta modalidad, la propia empresa, supuestamente, procedía a vender el producto materialmente en Singapur, a un precio mayor, recuperando con ello el dinero que pagó el miembro/víctima y, además, reversaba el impuesto que formaba parte del precio, debido a que el miembro/víctima era extranjero (beneficio tributario).

Destino de los recursos

 

En Chile la plataforma KnightBridge se articuló con otras sociedades con el fin de estafar a los clientes, los cuales realizaron las respectivas transferencias no sólo a KnightBridge, sino también a otras sociedades tales como Transportes de Carga Iván Payera EIRL, Comercializadora González Espinoza Limitada; JML Construcciones e inmobiliaria, la mayoría de ellas con escaso funcionamiento y creadas hace poco tiempo.

Los dineros que se recababan eran supuestamente invertidos, en obras benéficas y de caridad. En este contexto, y a fin de dar credibilidad a los clientes que invertían y compraban los productos que ofrecía la plataforma, y poder perpetrar los delitos, KnightBridge se presentaba haciendo gala de una solidez económica y de ostentación, lo cual se evidenciaba, a través de encuentros con los clientes en fiestas costosas, lo que en realidad resultaba ser falso.

Los presuntos cabecillas de la red

En mayo de 2022, comenzó a circular la noticia de que ciertos funcionarios de Carabineros eran investigados por, supuestamente, participar en una estafa piramidal. Y, durante la jornada del lunes 29 de mayo de este año, dos oficiales de la policía uniformada y un cadete del Ejército fueron formalizados por los delitos de estafa reiterada y lavado de activos.

Por su parte el ex teniente de Carabineros S.T, además fue formalizado por el delito del Artículo 13 de la Ley de Control de Armas.

Se fijó un plazo de investigación de 180 días.

La imputada de iniciales N.B., teniente de Carabineros, quedó con arresto domiciliario total en la ciudad de Talca; asimismo, también quedó con arresto domiciliario total el cadete del Ejército de iniciales S.J., quien cumplirá el arresto en Talcahuano; y, el ex Teniente de Carabineros, S.T., quedó en prisión preventiva.

El fiscal Soto ha planteado que cerca de 5 mil funcionarios de Carabineros estarían vinculados a esta estafa piramidal. Sobre esto, el General Director de Carabineros Ricardo Yáñez, señaló, recientemente, que «La gran mayoría de los carabineros son más bien víctimas y no solamente son carabineros, también hay muchas otras personas que han sido afectadas también por este tema».

Las 22 víctimas

The Times en Español, conversó con la abogada querellante, Marlys Castillo Triviños, quien fue la única querellante que estuvo presente el día de ayer en la Audiencia de Formalización de los tres imputados ante el Juzgado de Garantía de San Bernardo, la cual representa  a 22 víctimas de distintos lugares de Chile que fueron defraudadas por la falsa empresa KnightBridge.

En la querella criminal a la que The Times en Español tuvo acceso exclusivo, las víctimas efectuaron transferencias por distintos valores, por ejemplo, montos desde $35.000, $100.000, $200.000 $2.350.000 y $ 4.951.084.

Entre las víctimas figuran taxistas, administradores, profesores, agentes inmobiliarios; ingenieros civil industrial y técnicos en enfermería, por mencionar algunas de las actividades que ejercen.

La abogada querellante, Marlys Castillo Triviños, afirma que “las personas fueron defraudadas, a través de esta plataforma que les aseguraba rentabilidades, en donde las ventas estaban, supuestamente, garantizadas”.

Agrega que “con la formalización de los tres imputados (el 29 de mayo 2023) se logró, en primera instancia, establecer que ellos estuvieron concertados en la captación de clientes a nivel país, como, asimismo, en la realización de diversas actividades tendientes a la promoción de la plataforma KnightBridge, mediante la cual se beneficiaron económicamente y defraudaron a muchas personas”.

La abogada referida señaló que “en su calidad de querellante solicitó que los tres imputados quedaran en prisión preventiva, en atención a que los tres se vieron favorecidos en la obtención de dineros ilícitos, de diferente cuantía. Claramente, es posible establecer la concertación entre ellos, en orden a defraudar a las víctimas, los cuales, a su juicio, representan un peligro para la seguridad de la sociedad”.

La profesional indica sobre el escenario que se viene que “se vislumbra una etapa de investigación ardua, tendiente a desmarañar toda esta red que operaba en diferentes estamentos de diversas instituciones del país. El objetivo de esta querellante es que mis representados obtengan la devolución de los dineros defraudados y puedan ser, en definitiva, indemnizados”.

 

 

 

 

Seguir Leyendo