Conecte con nosotros

Jaime Orpis sale en libertad condicional

Victor Manuel Arce Garcia

Publicado

en

La Corte de Apelaciones de Santiago acogió un recurso de amparo donde se pedía la libertad condicional del exsenador de la Unión Demócrata Independiente (UDI), Jaime Orpis.

La Primera Sala del tribunal de alzada validó la acción judicial presentada por la defensa del otrora parlamentario, la cual tildaba de “arbitraria e ilegal” la determinación donde la Comisión de Libertad Condicional había rechazado el beneficio.

El 24 de abril, la comisión había establecido que “la existencia de factores de riesgo de reincidencia que desaconsejan, por ahora, otorgarle el beneficio solicitado”, indicando que el interno “fue postulado por el Tribunal de Conducta de la Unidad Especial de Alta Seguridad y, por mayoría, se rechazó la concesión del beneficio de que se trata“.

El 7 de enero de 2022 Jaime Orpis se entregó a la justicia para cumplir con los 912 días de reclusión que le restaban por pagar de la pena impuesta. Se le condenó en calidad de autor de seis delitos consumados de fraude al fisco y dos delitos consumados de cohecho, en el marco del denominado caso Corpesca. Había sido formalizado, tras reconocer pagos a través de boletas falsas desde la empresa del grupo Angelini, además del mal uso de asignaciones parlamentarias del Congreso.

“Creo muy importante recordar, que esta es una situación tremendamente injusta a nuestro juicio, por cuanto don Jaime Orpis ha sido el único político en Chile que ha tenido que cumplir una pena privativa de libertad por financiamiento ilegal de la política. La política se financió ilegalmente en Chile de todos los sectores y solo una persona terminó cumpliendo una pena privativa de libertad, es decir, respecto de algunos se aplicó una mano durísima y respecto de otros o no se investigó o se hizo vista gorda. Creemos que la justicia cuando no es pareja, no es justicia”, señaló el representante del exlegislador.

El exsenador salió del recinto penitenciario sin hacer declaraciones. Había estado 500 días recluido.

Previo a su salida, su esposa Ana Luisa Jouanne, comentó que recibió la decisión de la Corte de Apelaciones con “tremenda alegría”.

“Tenemos la esperanza de que ahora comience un periodo de paz después de ocho años y medio durísimos”, expresó.

“Solo quiero estar con él, abrazarlo y dar vuelta la página”, sostuvo Ana Luisa Jouanne.

 

Seguir Leyendo