Conecte con nosotros

¿Cuáles son las cinco medidas que debe impulsar América Latina para lograr la transición energética?

Victor Manuel Arce Garcia

Publicado

en

La consultora McKinsey elaboró un listado que propone cinco acciones para que los países latinoamericanos avancen en la incorporación de energías renovables. ¿Cómo se está preparando Chile?

La energía es un recurso fundamental para el desarrollo económico y social de los países. Sin embargo, el modelo energético actual basado en el uso de combustibles fósiles no es sostenible ni respetuoso con el medio ambiente.

 

Por eso, se hace necesario un cambio hacia un nuevo paradigma energético que garantice la seguridad, la eficiencia y la equidad en el acceso a la energía, al tiempo que reduzca las emisiones de gases de efecto invernadero que causan el cambio climático.

 

En este sentido, la consultora McKinsey & Company elaboró un estudio denominado “La transición energética”, el cual establece que Latinoamérica tiene un enorme potencial para obtener energías renovables, pero que debe concretar una serie de pasos para completar su proceso de transición energética.

Los cinco pilares de la transformación energética

Según detalló la consultora, América Latina aporta con el 20% de la oferta mundial de créditos del mercado de carbono. Para avanzar en su proceso de transición energética, debe seguir cinco pasos clave:

 

  1. Racionalizar, acelerar y aumentar la certidumbre en la concesión de permisos para proyectos y promover marcos más sencillos para la colaboración público-privada.
  2. Mejorar y estabilizar los esquemas de precios, los diseños de mercado y las garantías para reducir el riesgo de las inversiones en la transición energética y mejorar el acceso al capital nacional e internacional.
  3. Introducir medidas del lado de la demanda para promover el cambio de los combustibles fósiles a la electricidad y otras alternativas energéticas eficientes en el transporte.
  4. Desarrollar mecanismos y mercados regulados de seguimiento del carbono e impulsar incentivos ecológicos para descarbonizar la huella de la industria.
  5. Promover la fabricación local de piezas y equipos, y exportar materias primas y productos de energía limpia.

 

“Debemos redoblar los trabajos y esfuerzos de aceleración de las rutas nacionales de transición energética basadas en renovables. Más aún cuando las materias primas y capacidades humanas están ampliamente disponibles en la región y pueden ser aprovechadas en forma sostenida. Me refiero al viento, el agua, el sol, los minerales críticos, así como las capacidades de ingeniería y trabajo que agregan valor a lo largo de toda su cadena productiva”, detalló recientemente José Manuel Salazar-Xirinachs, Secretario Ejecutivo de la CEPAL.

¿Qué está sucediendo en Chile?

En el caso nacional, Chile es uno de los países más avanzados en materias de transición energética, contando con una sólida política que ha permitido avanzar rápidamente en materias de descarbonización.

 

Sin embargo, aún siguen existiendo una serie de desafíos por completar, por lo que recientemente el Ministerio de Energía presentó un documento denominado “Agenda Inicial para un Segundo Tiempo de la Transición Energética”, en donde detalla cuáles serán las próximas medidas para acelerar la transición energética.

 

En el documento es posible observar 10 nuevas medidas adoptadas por la cartera, en donde dos ya están siendo implementadas: La eliminación del sistema de compensación tipo B del impuesto verde a las emisiones de gases contaminantes; Inicio del proceso de revisión y ajuste de los mínimos técnicos de centrales térmicas.

 

De igual manera, uno de los puntos más relevantes del documento hace referencia al desarrollo urgente de más obras de transmisión, tales como la que se proyecta en Los Lagos y que podría comenzar a construirse este año, o bien la megalínea Kimal – Lo Aguirre que cubrirá gran parte del territorio nacional.

 

Pero, ¿qué relevancia tienen estas obras? Según han detallado expertos, la transmisión cumple un papel fundamental dentro del proceso de descarbonización de la matriz, ya que es el habilitante para que las nuevas energías puedan circular libremente por el país.

 

Por ello, la Comisión Nacional de Energía (CNE) de Chile lanzó recientemente una convocatoria para la presentación y desarrollo de nuevos proyectos de esta índole.

 

Seguir Leyendo