¿Qué tan frecuente es la injerencia estadounidense en México y Latinoamérica?

Marzo 11, 2023

El secuestro de cuatro estadounidenses en Tamaulipas provocó que William Barr, exfiscal estadounidense durante la administración de Donald Trump, incitara a la injerencia del Ejército de Estados Unidos (EUA) contra cárteles mexicanos. Por ello, solicitó otorgar al presidente Joe Biden facultades para tales efectos, y de paso, acabar con el tráfico de fentanilo. Las declaraciones de Barr fueron rechazadas enérgicamente y calificadas como injerencistas por el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), durante la conferencia matutina en Palacio Nacional.

Por otra parte, según la Real Academia Española (RAE), injerir es actuar sin habilitación ni título en un negocio o competencia ajenos. De ahí que la injerencia política se defina como la intromisión en los asuntos internos de un Estado de forma deliberada, para imponer o dominar a través de diversas tácticas.

 

“No vamos a aceptar nos impongan nada porque nosotros no vamos a imponer nada a Estados Unidos”, dijo López Obrador en referencia al senador que pidió intervenir en México para combatir el narco.

Sin embargo, la injerencia por parte de EUA en temas competentes sólo a México, no es nuevo, sino que hay diversos antecedentes de sus actuaciones de manera extraoficial en el país. Por ejemplo, el caso “Rápido y Furioso”, un operativo fallido responsable de la crisis del tráfico de armas entre México y Estados Unidos. El objetivo era identificar a los responsables del tráfico de armas usadas por el narcotráfico. No obstante, el Departamento de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF), agencia federal norteamericana, les perdió el rastro.

Otro ejemplo injerencista cuya repercusión fue el derrocamiento de un gobierno electo democráticamente, es el Golpe de Estado en Chile, ocurrido en 1973. Salvador Allende había asumido la presidencia en 1970, siendo el primer político marxista en el mundo en acceder al poder a través de elecciones generales. Sin embargo, la posibilidad de ejecutar un golpe de Estado contra el gobierno de Allende existió incluso antes de su elección. El gobierno de Estados Unidos, dirigido entonces por el Presidente Richard Nixon y Henry Kissinger, secretario de Estado influyeron decisivamente en grupos opositores a Allende.

La injerencia se dio a través de financiamiento y apoyo activo para realizar el golpe de Estado. Además, según el analista Peter Kornbluh, del Centro de Investigación Periodística de Chile, en archivos desclasificados de la CIA en 2017 se reveló que la CIA contó con agentes chilenos. Por otra parte, recientemente y de forma constante, otros países, incluidos Rusia y China, acusan injerencia de parte de EUA en sus asuntos internos.

Un ejemplo más de injerencia disfrazada de “ayuda militar”, fue el ofrecimiento a México por Donald Trump en 2019, para derrotar al crimen organizado. El suceso tuvo como contexto el asesinato de nueve integrantes de la familia Lebaron con doble nacionalidad, estadounidense y mexicana, en Chihuahua, por miembros del narcotráfico.

“Estados Unidos está listo, dispuesto y capacitado para involucrarse y hacer el trabajo de manera rápida y efectiva”, escribió Trump vía Twitter.

Respecto al secuestro y asesinato de dos de los cuatro ciudadanos norteamericanos en territorio mexicano, no hubo participación de agencias de seguridad norteamericanas en su búsqueda. Así lo aseguró el gobernador de Tamaulipas, Américo Villarreal, en una conferencia de prensa. Además, AMLO aseguró que Joe Biden, presidente de Estados Unidos, le garantizó ser respetuoso de la soberanía nacional. Finalmente, Obrador hizo un llamado para detener actos de hipocresía porque en el Ejército de Estados Unidos, dijo, incluso se dan permisos para consumir sustancias para el dolor, pero generan adicción.

 

NotiPress/Javier Merino