Connect with us

Mascotas y cannabis: riesgos del contacto con el humo y de la ingesta de comestibles

Victor Manuel Arce Garcia

Published

on

Se espera que para el 2025, el mercado mundial del cannabis alcance un valor de 33 mil millones de dólares, según la plataforma de datos Statista. De esta forma, la disponibilidad de la marihuana es cada vez mayor y con cierta frecuencia las mascotas del hogar pueden entrar en contacto con ella. Por esto, muchos consumidores se preguntan por los riesgos del cannabis para perros y gatos, incluyendo el consumo pasivo del humo de la marihuana.

Respecto a este punto en particular, la Sociedad Estadounidense para la Prevención de la Crueldad hacia los Animales reconoce que aún no hay consenso sobre sus efectos. No obstante, diversos estudios advierten de los riesgos del consumo pasivo de humo de cannabis en mascotas, incluyendo irritación de los ojos y el aumento de diferentes tipos de cánceres. Por esto, la sociedad recomienda mantener alejados a los animales del humo de marihuana.

Además de los riesgos asociados al humo del cannabis, también es posible la ingestión directa de marihuana o a través de productos comestibles, como brownies y galletas. En estas circunstancias, el riesgo podría ser mayor, en parte por la concentración de la hierba y en parte por la posible presencia de otros alimentos letales para perros y gatos, como el chocolate. Según los Hospitales VCA para animales, una pequeña cantidad de cannabis podría afectar a una mascota más que a otra, por lo cual no existe un nivel seguro de exposición.

De ocurrir una intoxicación, la mayor parte de los síntomas son neurológicos, aseguran los Hospitales VCA. Los perros y gatos intoxicados pueden volverse tambaleantes y descordinados; hiperactivos, somnolientos o muy vocales; sus pupilas pueden dilatarse y pueden babear excesivamente o vomitar. En casos severos de intoxicación, pueden presentarse temblores, convulsiones e incluso coma, aseguran los expertos.

En cuanto a signos físicos, puede acelerarse o disminuirse la frecuencia cardíaca, alterarse la presión arterial y la frecuencia respiratoria volverse lenta. Es también frecuente observar letargo, aunado a un aumento o disminución de la temperatura corporal de la mascota. Sí bien la intoxicación por cannabis rara vez es letal, los Hospitales VCA advierten que cada vez son más comunes las muertes de mascotas por la ingesta de alimentos con alta concentración de cannabis con THC de grado médico.

Aunque potencialmente los derivados del cannabis podrían utilizarse de forma veterinaria, hoy en día no existen las regulaciones necesarias para un uso seguro. Por otro lado, los productos para consumo humano, la marihuana de grado médico y la planta en sí misma es potencialmente letal para perros y gatos. De esta forma, los especialistas recomiendan mantener estas sustancias almacenadas en un lugar seguro y acudir de inmediato al médico veterinario si se sospecha su ingesta.

 

NotiPress/Jorge Cerino

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *