Diputada Musante: “Los constantes incendios forestales han permitido la instalación de proyectos inmobiliarios que han ido depredando el suelo nativo”

1 minuto de lectura
Hace 1 año
  • La parlamentaria, quien integra la Comisión de Emergencia, Desastres y Bomberos, y de Medio Ambiente, comentó las repercusiones que han dejado los siniestros que afectan a tres regiones del país.

 

Los incendios forestales no dan tregua en las regiones de Ñuble, Biobío y La Araucanía, esto porque la emergencia continúa en la zona y las autoridades pidieron la evacuación masiva en algunas localidades ante el inminente peligro de las llamas. Sin embargo, tomando como referencia lo sucedido en Viña del Mar en diciembre de 2022, existen repercusiones tras los siniestros que, en ese caso, dejó a cientos de familias damnificadas a raíz de la injerencia de terceros.

 

Por esta razón, la diputada independiente Camila Musante, emplazó al actual modelo, específicamente a las inmobiliarias, las que una vez controlada la emergencia asientan proyectos de vivienda que genera consecuencias en los suelos. “Las cifras actuales que ha dejado el impacto de las llamas nos dicen que el modelo económico de explotación de los bienes naturales han traído destrucción a la vida de las personas, y que el modelo forestal solo beneficia a los empresario, quienes reciben millonarios subsidios para la plantación de monocultivo”, afirmó Musante.

 

En esa línea, la integrante de la Comisión de Emergencia, Desastres y Bomberos añadió que “también estas cifras nos hablan de la gran pérdida de vegetación nativa y de lo insostenible que está siendo el modelo forestal. Los constantes incendios forestales han permitido la instalación de proyectos inmobiliarios que han ido depredando el suelo nativo”.

 

Acerca de las consecuencias que ha dejado la emergencia, la parlamentaria detalló que “son los daños a nuestro ecosistema, el suelo principalmente, y se debe recordar que en los sectores rurales no existe una planificación territorial, tanto así que existen comunas donde más del 80% del uso del suelo tiene como fin el monocultivo forestal y agrícola”.

 

Por último, la congresista Musante precisó que esto “nos muestra la urgencia que tenemos en ir avanzando hacia un nuevo modelo de ordenamiento territorial, con leyes que protejan y recuperen los suelos después de extinguidos los incendios y que no se siga fomentando el modelo forestal actual. Tenemos que recuperar nuestros suelos y bosques nativos”.