Obesidad y cáncer: una combinación de cuidado, según expertos

Febrero 2, 2023

La obesidad es considerada como uno de los mayores problemas de salud pública en México, pues el 72.4 por ciento de la población con más de 20 años vive con sobrepeso u obesidad, según la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2021. Además, la obesidad es un factor de riesgo para el desarrollo de enfermedades crónicas no transmisibles. Entre el 7 y el 41% de la carga de algunos cánceres son atribuibles al sobrepeso y obesidad, según diversos estudios.

En ese sentido, el doctor Claudio Fiorentini, gerente médico de Obesidad de Novo Nordisk, explicó en información enviada a NotiPress que la obesidad es una enfermedad crónica que provoca altos niveles de estrés oxidativo. Por medio del estrés oxidativo se puede producir inflamación y también alteraciones en el sistema inmune, de acuerdo con diversas investigaciones.

Si el tejido adiposo tiene un aumento, puede provocar diferentes enfermedades, las cuales van de cambios en el metabolismo hasta algunos tipos de cánceres. De acuerdo con el doctor Fiorentini, la concentración de hormonas como la leptina, insulina y prolactina es causa de ello.

“Algunos investigadores han llegado a sugerir que entre el 35- 70% de los cánceres están vinculados directamente con la alimentación y la obesidad”, informó el médico.

El también maestro en ciencias señaló que son 13 los tipos de cáncer vinculados con el sobrepeso y obesidad:

  • Esofago
  • Mama
  • Colon y recto
  • Matriz
  • Vesícula
  • Estómago
  • Riñones
  • Hígado
  • Ovario
  • Páncreas
  • Tiroides
  • Cerebro (meningioma)
  • Mieloma múltiple

Sin embargo, el doctor Fiorentini fue muy claro en explicar que las personas con obesidad no necesariamente tendrán cáncer, pero sí tienen mayor probabilidad de presentarlo. Más del 90% de nuevos casos de cáncer asociados a la obesidad se presentan en mujeres y hombres de más de 50 años.

Perder entre cinco y diez por ciento del peso corporal es suficiente para mejorar la calidad de vida y reducir el riesgo de cáncer, señaló el gerente médico. Sin embargo, para lograrlo será necesario acudir a un profesional de salud, quien determinará el tratamiento adecuado.

Tratamiento integral, reduce el riesgo de cáncer

De acuerdo con el doctor Fiorentini, la obesidad requiere un tratamiento multidisciplinario que incluye un estilo de vida saludable con actividad física; abordaje nutricional y psicológico; tratamiento farmacológico con medicamentos innovadores, tales como liraglutida 3mg, agonista del receptor de GLP-1, o la cirugía bariátrica.

Debido a que es una enfermedad crónica, el tratamiento para la obesidad debe mantenerse a largo plazo, de la mano del apoyo de profesionales de la salud. Sin embargo, el primer paso es tener un plan alimentario bajo en calorías, balanceado, placentero y sostenible en tiempo, según el gerente médico.

Por su parte, los tratamientos farmacológicos se deben aplicar en pacientes para facilitar la pérdida de peso y prevenir su ganancia. Deben ser prescritos por el médico, quien sabrá cual medicamento es el más adecuado para cada paciente.

Tener resultados duraderos es importante, por ello se deberá recurrir a métodos psicológicos que permitirán conocer los factores ambientales que promueven la ingesta. Además, el especialista subrayó que la actividad física es clave para perder peso, pues hay un gasto calórico, se suprime el apetito y mejora la ansiedad.

“La actividad debe ser aeróbica, de intensidad moderada y progresiva, teniendo como objetivo llegar a trabajar 45-60 minutos diarios”, explicó.

Al tener un peso saludable se puede reducir el riesgo de desarrollar cáncer. No obstante, para iniciar el camino a la salud se debe asistir al médico para determinar cuál es el tratamiento adecuado para cada paciente.

 

NotiPress/Fernanda Martínez