Policía de Londres confiesa ser un violador en serie
The Times En Español
The news is by your side.

Reino Unido: Policía de Londres confiesa ser un violador en serie

Un agente de la Policía Metropolitana de Londres (Met o Scotland Yard), David Carrick, ha admitido ser un violador en serie, tras declararse culpable de 49 agresiones sexuales, entre ellas 24 violaciones, contra una docena de mujeres durante un período de más de 18 años. 

Scotland Yard ha emitido un comunicado en el que ha detallado que Carrick, de 48 años, ha sido puesto en prisión preventiva, tras comparecer este lunes ante un tribunal de  Southwark. Será juzgado a partir del 6 de febrero.

Durante su comparecencia este lunes, Carrick, que trabajó como agente armado con el comando de protección parlamentaria y diplomática de la policía en Westminster, se declaró culpable de cuatro delitos de violación, encarcelamiento falso y agresión indecente, con relación a una mujer de 40 años en el año 2003.

El pasado diciembre (aunque se ha revelado ahora), Carrick, que sirvió en el Ejército antes de unirse a la Met en el 2001, se declaró culpable de 43 delitos relacionados con otras 11 mujeres, cometidos entre marzo del 2004 y julio del 2020 en otra vista judicial ante el Tribunal penal de Old Bailey.

Esos delitos abarcaban 20 cargos por violación, nueve por agresión sexual, cinco por agresión con penetración, tres por comportamiento coercitivo y controlador, dos por detención ilegal, dos por intento de violación, uno por intento de agresión sexual con penetración y otro por provocar que una persona se involucre en actividad sexual sin consentimiento.

Según se ha desvelado durante el proceso judicial, Carrick conoció a algunas de sus víctimas mediante sitios de internet de citas, como Tinder y Badoo, o en eventos sociales donde utilizaba el hecho de ser policía para ganarse la confianza de las mujeres, y cometió la mayor parte de los delitos en el condado de Hertfordshire, donde residía.

Algunas víctimas fueron encerradas en un pequeño armario debajo de las escaleras en su casa de Hertfordshire durante horas sin comida o obligadas a limpiar su casa desnudas. Además, llegó a azotar a una mujer con un cinturón y orinó sobre algunas de ellas.

La policía reconoce errores

En el comunicado, Scotland Yard lamenta los hechos y reconoce errores dentro de la organización por no reaccionar, pese a los informes que había en contra del detenido.

El Met no tomó ninguna medida pese a que, según se sabe ahora, recibió información de nueve incidentes protagonizados por Carrick, incluido acusaciones de violación, entre el 2000 y el 2021. La subcomisaria de la policía metropolitana, Barbara Gray, admitió que el cuerpo debería haber detectado el «patrón de comportamiento abusivo» del agente, que utilizaba su posición en el cuerpo para infligir temor a sus víctimas.

Gray agregó que la Met «perdió oportunidades para haberlo apartado». «Sentimos verdaderamente que el hecho de que pudiera continuar sirviendo como agente de policía podría haber prolongado el sufrimiento de sus víctimas», dijo. El hombre fue suspendido de sus funciones cuando fue detenido en octubre del 2021.

El alcalde de Londres, Said Khan, dijo que los crímenes cometidos por Carrick le hacen sentirse «absolutamente enfermo y horrorizado». «Se debe dar respuesta a preguntas serias sobre cómo pudo abusar de su posición como agente de esta horrenda manera», apuntó el político laborista.

Un portavoz oficial del Gobierno británico indicó que «no hay duda de que la confianza pública se ha visto afectada por algunos de estos casos de alto perfil».