El Consejo de Defensa del Estado, concreta querella contra el “estafador” de Vitacura Raúl Torrealba

1 minuto de lectura
Hace 1 año

La acción contra el exjefecomunal concretada esta jornada busca que sea sancionado por el delito fraude al fisco y por todos aquellos posibles de acreditar durante el curso de la investigación penal de la Fiscalía Metropolitana Centro Norte respecto a presuntos ilícitos en la Municipalidad de Vitacura.

El Consejo de Defensa del Estado se encuentra trabajando con prontitud y rigurosidad para ejercer todas las atribuciones que la ley le otorga para el esclarecimiento total de los hechos“, señaló el presidente del organismo, Juan Antonio Peribonio.

La decisión unánime de querellarse en este caso fue adoptada por el organismo en su sesión semanal del martes y se fundó en los antecedentes que, a la fecha, el CDE ha tenido a la vista de la carpeta investigativa, conformados por más de 1.400 documentos digitales, que suman más de 15.000 páginas, luego que el Ministerio Público levantara el secreto que regía a su respecto desde el inicio del caso, indicaron.

Corrupción en Vitacura

En agosto pasado, la actual alcaldesa de Vitacura, Camila Merino, denunció presuntas irregularidades en organizaciones funcionales, entre ellos, los programas Vita, por el uso de recursos y subvenciones que aporta el municipio.

Esto, después de que el expresidente y representante legal del Consejo Local de Deportes, Vita Salud y Vita Deportes, Domingo Prieto, informara a la actual administración que falsificaron su firma.

Antonia Larraín, funcionaria -ahora suspendida- de Vitacura, sobrina de Prieto y amiga cercana de la hija del exalcalde Torrealba, se autodenunció y declaró ante la Fiscalía Oriente que todos los meses recibía un sobre con $5 millones por parte de su tío, que entregaba al exalcalde.

Además, señaló que todos los años, para la “Semana de la Chilenidad”, recibía de su tío una suma de dinero cercana a los $3 millones para esa celebración. Sin embargo, normalmente sobraban fondos cercanos a $1 millón de pesos, que entregaba en efectivo a Torrealba.