Carta de apoyo de los Geocientistas por el Apruebo

4 minutos de lectura
Hace 2 años

Los y las investigadoras y profesionales de las ciencias de la Tierra que firmamos a continuación, invitamos a votar Apruebo en el plebiscito del 4 de septiembre, a favor de la propuesta de nueva Constitución Política para Chile elaborada por la Convención Constitucional. Somos personas que estudiamos diversos aspectos del planeta Tierra y su evolución de 4.600 millones de años. Esta compleja historia ha dado origen a la vida y a una gran diversidad de especies. En Chile tenemos importantes registros de la llegada del ser humano hace al menos 14.000 años y su interacción y coexistencia con megafauna actualmente extinta. Las geociencias demuestran claramente que el desarrollo de la humanidad durante los últimos 200 años ha producido un cambio climático global, daños a múltiples ecosistemas, y la extinción de muchas especies. Por otra parte, los procesos geológicos ocurridos en el territorio nacional han formado grandes yacimientos minerales, incluyendo las mayores reservas de cobre del mundo, grandes reservas de litio, y otros diversos yacimientos minerales. El territorio nacional tiene un contexto tectónico muy particular, en donde las placas oceánicas de Nazca y Antártica se desplazan continuamente bajo la placa continental de Sudamérica, causando una intensa actividad sísmica y volcánica. Las geociencias tienen múltiples aplicaciones para el desarrollo sustentable y bienestar de nuestras sociedades, incluyendo el estudio y gestión de aguas subterráneas, la exploración y explotación de recursos minerales, la mitigación de los efectos de los peligros naturales, generación de energía, protección del medio ambiente, agricultura y producción de alimentos, gestión de residuos, ordenamiento territorial, entre muchas otras. Entre las disciplinas científicas que abordamos se incluyen la geología, geofísica, geografía, oceanografía, ciencias atmosféricas, glaciología, ciencias ambientales, y paleontología.

Consideramos que esta propuesta constitucional, elaborada a través de un proceso democrático único en la historia de Chile, es un gran avance y una base sólida para el desarrollo sustentable de Chile y sus comunidades durante las próximas décadas del siglo XXI. A continuación, destacamos los 10 asuntos que consideramos más relevantes en relación con las geociencias y la sociedad:

  • Destacamos el establecimiento de un Estado social y democrático de derecho que sea responsable de proteger y garantizar los derechos humanos individuales y colectivos (Artículo 1), junto con promover el bienestar de sus habitantes y el cuidado del medio ambiente (Artículo 8).
  • Permite avanzar en mejorar la educación asegurando su calidad como base para la actividad científica, tecnológica, económica y cultural del país (Artículo 35). Entre los fines de la educación se consideran la promoción del bien común, una conciencia ecológica (ver también Artículo 39), y la

adquisición de conocimientos, el pensamiento crítico, la capacidad creadora y el desarrollo integral de las personas.

  • Se logran avances muy importantes respecto a la protección de la naturaleza al reconocer sus derechos y asumir el deber de protegerlos y respetarlos a través de una administración responsable, y la promoción de la educación ambiental y científica (Artículo 127).
  • Se reconocen los bienes comunes naturales, como elementos de la naturaleza que el Estado tiene el deber de custodiar para asegurar los derechos y el interés de las generaciones presentes y futuras (Artículo 134). Entre estos se incluyen: el mar territorial y su fondo marino; las playas; glaciares y humedales; los campos geotérmicos; el aire y la atmósfera; la alta montaña, las áreas protegidas y los bosques nativos; y el
  • Un avance fundamental tiene relación con la gestión del agua que se considera como un bien natural inapropiable y prevalecerá su uso para consumo humano, el saneamiento y el equilibrio de los ecosistemas por sobre otros usos posibles. Por otra parte, se deberá asegurar un sistema de gobernanza de las aguas que sea participativo y descentralizado, a través del manejo integrado de cuencas hidrográficas (Artículo 143). El Estado velará por un uso razonable de las aguas mediante autorizaciones de uso de agua serán otorgadas por la Agencia Nacional del Agua, de carácter incomerciable, concedidas basándose en la disponibilidad efectiva de las aguas, y que obligarán al titular al uso que justifica su otorgamiento (Artículo 143).
  • Valoramos especialmente la obligación del Estado a adoptar acciones nacionales e internacionales para la prevención, adaptación y mitigación de los riesgos, las vulnerabilidades y los efectos provocados por la crisis climática y ecológica (Artículo 129).
  • Esta propuesta garantiza y promueve el desarrollo de la investigación científica y tecnológica en todas las áreas del conocimiento, contribuyendo así al enriquecimiento sociocultural del país y al mejoramiento de las condiciones de vida de sus habitantes (Artículo 97). El Estado generará, de forma independiente y descentralizada, las condiciones para el desarrollo de la investigación científica transdisciplinaria en materias relevantes para el resguardo de la calidad de vida de la población y el equilibrio ecosistémico. Además, realizará el monitoreo permanente de los riesgos medioambientales y sanitarios que afecten la salud de las comunidades y ecosistemas del país.
  • El Estado debe asegurar la soberanía y seguridad alimentaria. Para esto promoverá la producción, la distribución y el consumo de alimentos que garanticen el derecho a la alimentación sana y adecuada, el comercio justo y sistemas alimentarios ecológicamente responsables (Artículo 54). El Estado fomenta la producción agropecuaria ecológicamente
  • Destacamos la promoción de la paridad en la sociedad, siendo la primera constitución del mundo en escribirse por un grupo de personas con paridad de género. Se indica en el Artículo 6 que el Estado promueve una sociedad donde mujeres, hombres, diversidades y disidencias sexuales y de género participen en condiciones de igualdad sustantiva.
  • Se reconoce la coexistencia de diversos pueblos y naciones en el marco de la unidad del Estado, el cual debe respetar, promover, proteger y garantizar el ejercicio de la libre determinación, los derechos colectivos e individuales de los cuales son titulares y su efectiva participación en el ejercicio y distribución del poder (Artículo 5). También, el Estado reconoce el derecho de los pueblos y naciones indígenas a preservar, revitalizar, desarrollar y transmitir los conocimientos tradicionales y saberes ancestrales y debe, en conjunto con ellos, adoptar medidas eficaces para garantizar su ejercicio (Artículo 96).

Consecuentemente, invitamos al pueblo de Chile a votar Apruebo el 4 de septiembre para avanzar con una mirada de futuro hacia un país mejor, más justo y solidario.