Las fórmulas que existen hoy para cubrir el pie de un departamento

1 minuto de lectura
Hace 2 años

 

 

Si bien la decisión de invertir y comprar un departamento, al día de hoy y dado el escenario económico, no ha estado fácil, con buena organización y planificación se pueden ahorrar varios dolores de cabeza.

 

Si como persona, ya se dio el primer paso de elegir un departamento, aún quedan pendientes algunas decisiones para seguir con tu plan, y una de ellas es definir cómo vas a cubrir el pago del pie en la compra de tu propiedad.

¿Cómo pagar el pie de un departamento?

 

Desde Assetplan, la proptech de administración de arriendos y propiedades, señalan que la compra de un departamento va acompañado de la obtención de un crédito hipotecario para financiar el valor total de la propiedad. En ese escenario, no hay que olvidar que un paso importante es planificar cómo se cubrirá el pago del pie. Si no se asesora, este punto puede ser una piedra de tope en el camino.

 

A partir de esto, es bueno evaluar las opciones, y hoy son dos: usar los ahorros o inclinarte por proyectos que permitan pagar el pie en cuotas.

 

“Hoy en muchas ocasiones tener el monto total exigido para el pie del crédito puede ser complicado, ya que puede tener la capacidad de pago pero no los ahorros. Acá se recomienda buscar proyectos que ofrecen ciertos beneficios para compradores, inversionistas, como la posibilidad de pagar el pie en cuotas”, dice Gonzalo Ramírez, gerente de Ventas de Assetplan.

 

Para esto último es clave cotizar departamentos que posean entrega futura ¿Cuántas cuotas? Esto dependerá de tu capacidad de ahorro y el plazo. Hoy hay proyectos que ofrecen hasta 60 cuotas para juntar este pie.

 

También hay otras inmobiliarias que, aún después de escriturar te permiten seguir pagando parte del pie adeudado a ellos. Es decir, te prestan el pie y luego se lo pagas con el arriendo a un plazo determinado.

 

Para finalizar, Gonzalo Ramírez aconseja: “el pago del pie en cuotas te ayudará a tener más tiempo para reunir el dinero requerido, lo que aliviará tu bolsillo antes de que comiences a pagar el crédito hipotecario. Esto debido a que existe un tiempo entre la toma del crédito y el momento en que comienzan a cobrar las cuotas”.