The Times En Español
The news is by your side.

Cómo elegir el mejor taladro eléctrico

Una de las herramientas más importantes del hogar es el taladro eléctrico, esto se debe al enorme provecho que se le puede sacar a las paredes. En ellas podemos poner repisas, colgar cuadros e incluso estantes.

Por lo mismo es muy importante que elijas un modelo de taladro eléctrico que pueda ayudarte a realizar todos tus proyectos.

Aquí encontrarás qué tipo te puede resultar útil y consejos sobre los tarugos y brocas.

¿Con cable o inalámbrico?

Los taladros eléctricos con cable son más tradicionales, tienen la ventaja de que no necesitan recargarse y resultan un poco más baratos.

Los segundos, en cambio, son portátiles y eficientes en espacios reducidos o donde no existe un tomacorriente al alcance.

Si tu uso es profesional es recomendable tener dos baterías o elegir uno alámbrico. En los proyectos del hogar un inalámbrico puede ser suficiente, aunque debes tomar en cuenta el siguiente punto.

La potencia

Sin entrar en demasiados tecnicismos, la potencia de tu taladro es esencial no sólo para ahorrarte trabajo, sino también prolonga su vida útil.

Si la máquina trabaja todo el tiempo a máxima velocidad durará menos. En cambio, si cuenta con suficiente energía y en cada trabajo está sobrado prolongará su funcionamiento.

Los taladros alámbricos suelen ser más potentes, trabajar con más revoluciones y con una mayor repetición de percutido. Una potencia entre los 700W y 900W será más que suficiente en cualquier trabajo en casa.

Los inalámbricos deben su poder a la batería, por ello se miden en voltios, alrededor de 20v serán suficientes para igualar el desempeño de un alámbrico. Las mejores baterías, cabe mencionar, están hechas de litio.

Percutor y atornillador

La función de percutor te ayudará a taladrar paredes en extremo duras, sólo escoge la broca ideal y deja que el percutor se encargue de penetrar incluso las columnas.

Te será muy útil si te ves en la obligación de trabajar específicamente en un lugar

El atornillador, como su nombre lo dice, te ahorrará vueltas y vueltas de muñeca hasta lograr fijar bien los tornillos.

Las brocas

El mundo de las brocas es tan vasto como el de los propios taladros, sin embargo hay una guía muy sencilla para no perderse:

  • Hay una broca ideal a cada material, usa sólo la que está recomendada, de otra manera podrá romperse o simplemente no perforar de la forma correcta.

  • Si tu taladro es atornillador, tus brocas son específicas para ese modelo.

Los tarugos

Una vez hecha la perforación es el turno de los tarugos o tacos. Existen tres tipos que te ayudarán a concluir tu proyecto.

Los primeros son de madera y son ideales si vas a colgar cargas ligeras. Tienen la ventaja de acoplarse bien con los clavos, generar buena presión e impactar muy poco la pared.

Los tarugos de plástico pueden cargar menos peso, con ellos puedes instalar repisas que carguen libros. Son particularmente buenos con los tornillos por el dentado que se acopla con la cuerda y son resistentes a los ambientes húmedos.

Los últimos son los expansivos o de hormigón. Estos pequeños, pero poderosos aliados de metal pueden cargar por sí solos más de 200 kilos. Son la mejor opción si hablamos de instalar muebles o barras de ejercicio.

Respecto a los últimos, elige una broca del tamaño del tarugo y trata de hacer el agujero en un único viaje, si es necesario golpea suavemente con un martillo de goma.

Finalmente, coloca tu proyecto y atornilla una sola vez con firmeza. El tarugo se abrirá en el interior del muro y no habrá manera de removerlo a menos que sea desatornillando.

Mejorando la casa

Esto es lo esencial que tienes que tener en cuenta a la hora de elegir y usar un taladro eléctrico.

No te olvides de siempre medir dos veces para tener que perforar sólo una.

Suscríbete a nuestro boletín
Regístrese aquí para recibir las últimas noticias, actualizaciones y ofertas especiales directamente en su bandeja de entrada.
Puedes darte de baja en cualquier momento
x