Ministerio de Salud decidió retractarse y suspender la orden que prohibe el uso de body scan en cárceles y centros del Sename

1 minuto de lectura
Hace 2 años

A través de un comunicado, el Ministerio de Salud confirmó dejar sin efecto el oficio que eliminaba el uso del “BodyScan” en las cárceles del país y en los centros del Sename, por lo que se continuará funcionando de acuerdo a los protocolos y técnicas que están vigentes.

La medida anunciada por el Minsal y defendida por el subsecretario de Redes Asistenciales, Fernando Araos, indicando que estos elementos “generan problemas a la salud”, provocó dudas y rechazo desde diversos sectores.

En el comunicado, la autoridad sanitaria señala que “el Ministerio de Salud está comprometido con el control de drogas y armas, que tanto daño causan a individuos y distintas áreas de la sociedad, y también con el trabajo colaborativo para que estas medidas sean no solo eficaces, sino que seguras tanto para funcionarios de recintos dependientes de Gendarmería, como para las personas privadas de libertad, niños, niñas y adolescentes en recintos del SENAME y sus seres queridos”.

Atendiendo al uso actual de los BodyScan, que poseen tecnología de radiación ionizante para la detección de elementos ocultos al interior o pegados al cuerpo humano, el Ministerio de Salud está comprometido a continuar el trabajo a través de una mesa interministerial con el Ministerio de Justicia para el mejoramiento de protocolos y técnicas”, precisa.

En ese sentido, expone que “con la finalidad de facilitar este trabajo, cuyos resultados e implementaciones serán graduales, se ha decidido dejar sin efecto el Oficio Ordinario B33 Nº 3045 del 30 de junio 2022. Con ello esperamos clarificar que durante este proceso los equipos BodyScan de las actuales instalaciones de Gendarmería y SENAME seguirán funcionando según los protocolos y técnicas vigentes”.

Hay que consignar que la Asociación de Gendarmes de Chile (AGECH ) había calificado como una medida “insólita” y “apresurada” la decisión del Minsal de no seguir autorizando el uso de estos aparatos en centros penales del país.

Desde el Minsal se hizo una revisión respecto a que se estarían utilizando este tipo de dispositivos en lugares donde las personas todos los días son escaneadas y esto puede acarrear problemas de salud a largo plazo. Una cosa es que vayamos al médico a tomarnos una radiografía y ahí nos vamos a irradiar, pero cuando tenemos que ir a ver a un familiar y tenemos que ir todos los días por un tiempo determinado, esto puede generar problemas complejos para la salud”, indicaron.

Y agregaron que “es herramienta tecnológica que a lo largo de los años de aplicabilidad ha demostrado ser eficiente en la prevención del ingreso de droga, celulares y una serie de elementos prohibidos que pone en riesgo la seguridad de nuestro personal y de los propios privados de libertad”.