El enorme mundo de los juguetes

4 minutos de lectura
Hace 2 años

Podríamos mencionar que hay una moda de juguetes entre los más pequeños, algunos más nuevos que otros, pero que de todas maneras,  los más antiguos aún se diferencian y posicionan a la hora de ser los primeros en la lista de elegidos.

Si pensamos en lo que ha generado la pandemia del Covid 19, al obligarnos estar en casa, compartiendo en familia y el pensar en cómo divertirnos, sumando los nuevos juguetes que propone el mercado y la reinvención de otros, esto también de alguna manera une generaciones, rescata el tiempo compartido, lleva a redescubrir el juego y a darle un lugar y valor a la diversión.

Aquí compartiremos un poco de la reinvención de uno de los juguetes más populares del mundo y la presencia de un nuevo juguete que también se impone y ha trascendido en muchas generaciones.

La historia de la famosa muñeca Barbie

 

Convengamos que si decimos Barbie, todos sabemos de qué estamos hablando, pero quizás muy pocos conocen su historia.

Las muñecas Barbie fueron creadas en la década del 50, por una mujer llamada Ruth Handler, inspirada en ver a su hija  Bárbara jugar con muñecas hechas de cartón. En esa época,  era muy común que las niñas jugaran con muñecos de bebés, como una manera de alentar los instintos de crianza. De esta forma, esta mujer observó que su hija al jugar con sus amigas, buscaba representar situaciones sociales que veía a su alrededor con adolescentes y adultos y desde ese momento, pensó en esta idea de poder fabricar muñecas de plástico que  sean semejantes a las adolescentes reales y que les permita identificarse con ellas.

Fue así como en los ´70 estas Barbies trascendieron hacia el mercado internacional y fueron líderes de ventas.

¿Juguetes con un sustento social?

 

Barbie ha sido una muñeca que ha causado muchas representaciones que se han considerado peligrosas para las juventudes y para otros ha sido una gran inspiración para la creatividad, ya que convengamos que en el momento del juego, se ponen en acción los distintos escenarios sociales que rodean a las infancias. Es decir,  para algunos los juguetes de Barbie  imponen desafíos que van de la categoría de lo bueno a lo malo.

El cuerpo de las  Barbies ha sido tema de debate durante décadas, dado que las características que presentaba la muñeca ha sido perjudicial para la imagen corporal de muchas mujeres y se han realizado muchos estudios, sobre el impacto de su imagen, dando como resultado una mayor ansiedad y búsqueda por ser delgadas desde muy niñas. Sumándose a esto, la idea de solo ser incluida al ser  blanca y ultra delgada.

Esta muñeca se ha convertido en una referencia cultural y ha sido criticada fuertemente durante  mucho tiempo por incentivar  estándares de belleza eurocéntricos. También  se ha involucrado con los cambios sociales, acompañando los más de 50 años que tiene de historia. Se ha entramado dentro de la cultura pop, la moda y las revoluciones  que se han manifestado en el último tiempo, en relación con el feminismo, los movimientos de derechos civiles y los avances que se han logrado en los aspectos vinculados con la cuestión de género.

Otra mirada del cuerpo, desde los juguetes

 

A pesar del florecimiento de la marca Barbie en esta era de internet, si nos detenemos en la sensibilidad y en los cambios sociales modernos, todo pareciera que se ha  vuelto en contra de este estilo de muñecas, que ha tenido que modernizarse, dado que nos guste o no, sigue siendo un  modelo a seguir, pero hoy con una puerta abierta hacia una muñeca feminista e inclusiva.

Y si de pensar en el cuerpo de los juguetes se trata, un nuevo fenómeno ha llegado con los Funko Pop. Se han presentado con un diseño bastante particular, dado que son muñecos con un cuerpo muy reducido y cabezas enormes, que se han vuelto muy famosos y de moda, para aquellos que les gusta coleccionar, pero también para aquellos curiosos que quieren saber de qué se trata.

FA3207 - FOTO2

 

¿Qué son los Funko Pop?

 

Estos muñecos cabezones representan personas reales, personajes de películas, series de TV, comics, anime, etc. Y se caracterizan por venir en diferentes tamaños que van desde los 9 cm. Hasta los 25 cm y que poseen enormes ojos negros.

Las diferentes piezas que podemos encontrar van desde aquellos personajes de los ´80, como ser Marty McFly hasta los personajes centrales de Games of Thrones. Desde el clásico personaje de Mickey Mouse de Disney  hasta los grandes referentes del mundo del rock y del deporte.

Es tal la afición que han producido estos muñecos cabezones que los coleccionistas aguardan la salida de las novedades para acceder a los más exclusivos, los cuales son de fabricación limitada, por lo que imagínense que estos no van a ser los Funko Pop baratos que podemos llegar a conseguir.

Así que ya sabemos que si queremos conseguir un Funko pop Chile, debemos repensar cuál será aquel con el que queremos comenzar nuestra colección, se hace difícil tener solo uno.

Próximamente se acercan las ofertas Cyberday, en el marco de la jornada de tres días que dura el Cyberday 2022 en Chile. En este tiempo se pueden conseguir electrodomésticos, juguetes y hasta muebles en distintas páginas web a precios excelentes.

Los beneficios van desde importantes descuentos hasta ofertas, por ejemplo, de 2×1 en algunos artículos destacados. Es una oportunidad ideal para elegir el Funko Pop que se quiera comprar y obtenerlo a un precio accesible y mucho menor que el tradicional.

 

El debate de qué juguetes elegir

 

Presentamos dos mundos posibles, que proponen el mercado de juguetes al momento de pensar en cómo abordar el juego en casa y también en cómo contribuir al desarrollo físico, intelectual y emocional de las infancias.

La propuesta del creador de Funko Pop, ha sido construir un gran mundo de juguetes para niños y adultos, proponiendo además,  romper con esta propuesta tradicional de la industria de los muñecos, que se imponía en el mercado.

De esta manera, la idea de trazar los rasgos detallados y  las características principales de los personajes, como un clon de plástico, característica de los muñecos, se opone a esta propuesta, ya que justamente se trata de deformar a los retratados,  para transformarlos en un personaje del mundo de los muñecos cabezones, que provocan grandes aficiones.

Un mundo opuesto nos muestra Barbie, pero que también invita a tomarlo,  justamente para lograr cambiar la visión que impone este mundo que nos rodea.