“Heartstopper” una conmovedora historia sobre la identidad, la amistad y el primer amor basada en el popular cómic LGBTQA+

3 minutos de lectura
Hace 2 años
Netflix estreno este viernes 22 de abril la serie británica Heartstopper, una conmovedora historia sobre la identidad, la amistad y el primer amor basada en el popular cómic  LGBTQA+.
Adaptada de la novela gráfica del mismo nombre de Alice Oseman, Heartstopper sigue a dos jóvenes colegiales LGBTQ+ enamorados, navegando para aceptar su sexualidad, sus acosadores de la escuela secundaria y encontrándose el uno al otro.

Los protagonistas de la nueva obsesión adolescente de la plataforma son Charlie Spring (Joe Locke) y Nick Nelson (Kit Connor), dos chicos que estudian en el mismo instituto y que un día coinciden y se sientan juntos en clase. Casi sin darse cuenta, entre ambos surgirá una gran amistad, aunque poco a poco esta terminará convirtiéndose en un romance inesperado.

Una historia de amor queer que permanece fiel a los libros

“Chico conoce chico. Chicos se hacen amigos. Chicos se enamoran”En apenas tres líneas, Alice Oseman supo trazar la historia de Heartstopper, un relato a todo color protagonizado por Charlie y Nick, dos chicos muy diferentes entre sí. Al principio seguiremos los pasos de Charlie, un chico muy dulce y algo nervioso que debe compartir pupitre con Nick, un jugador de rugby muy alegre y con un gran corazón. Cuando les toca sentarse juntos, Charlie se enamora perdidamente de Nick, aunque piensa que jamás podría surgir algo entre ellos. O al menos, eso es lo que cree en un principio

El programa no evita las experiencias dolorosas que tienen muchos adolescentes homosexuales: Charlie sale con Ben Hope (Sebastian Croft), un chico popular que tiene novia, que además lo molesta y se niega a reconocer a Charlie en público. Pero también explora la efervescente emoción que sientes cuando la persona que te gusta te envía un mensaje directo, la descarga eléctrica que te atraviesa cuando la mano de la persona que te gusta roza la tuya. En Heartstopper, hay ilustraciones de flores, estrellas, relámpagos y fuegos artificiales que zumban alrededor de la pantalla cuando Charlie y Nick se tocan.

Junto a su grupo de amigos, los dos protagonistas se embarcarán en un viaje hacia el autodescubrimiento y la aceptación, tratando de apoyarse los unos a los otros mientras encuentran a su yo más auténtico. Y todo ello lo harán en plena adolescencia, una época compleja para todos y llena de cambios constantes.

Heartstopper trata sobre la esperanza y explora todos los rincones maravillosos de la comunidad LGBTQ+: el interés amoroso de Nick, Charlie, está fuera, aunque después de haber sido forzado a salir del más cercano involuntariamente, dos lesbianas ayudan a construir la confianza de Nick y Elle es la adolescente trans negra que se muda de un todo. escuela de varones a la vecina integral femenina.

A lo largo de ocho episodios, después de no poder identificar completamente su sexualidad, con algo de tiempo e investigación, Nick se da cuenta de que es bisexual.

Si bien la población bisexual es potencialmente la más grande en la sociedad LGBTQA+ de alguna manera se pasa por alto en la narración convencional. Las telenovelas británicas han incluido durante mucho tiempo a adolescentes homosexuales, y muchos dramas LGBTQ+ han tenido como protagonistas a hombres homosexuales y héroes lesbianas.

La adaptación de unos cómics de éxito

 

Desde que comenzó a publicarse en 2018 como webcómic, Heartstopper se convirtió en todo un fenómeno de Internet y con un éxito abrumador, sus páginas fueron editadas en papel. Poco a poco, el fenómeno fue creciendo y en este otro formato, la historia de Nick y Charlie también tuvo un alcance tremendo, incentivando a la autora a seguir explorando el mundo de estos personajes en hasta cuatro volúmenes y un quinto que ya está en camino.

Cuando surgió la idea de adaptar las novelas gráficas y de hacer una serie, todos los fans se entusiasmaron y expresaron su emoción, agradeciendo en especial la sensibilidad con la que se ha tratado la esencia de la historia original y destacando una elección más que acertada del casting. Puede que esto se deba a la implicación de la propia autora Alice Oseman en la serie, que se ha encargado de supervisar la adaptación.

De hecho, con solo ver las primeras imágenes de la serie y el tráiler, nos damos cuenta de que la serie permanece fiel al material original, y de cómo el lenguaje escrito y los dibujos se transforman fácilmente a través de la pantalla.

¿Qué dice la crítica?

Pese al éxito de las series adolescentes, estas no suelen ser las favoritas de la crítica especializada. Sin embargo, este no parece ser el caso de Heartstopper. La serie LGBTQ+ ya alcanza una calificación perfecta del 100% de aprobación en Rotten Tomatoes.