Donald Trump calificó de “atrocidad” y “vergüenza” que Rusia esté “diezmando” a los ucranianos

1 minuto de lectura
Hace 2 años

El expresidente de EE.UU. Donald Trump calificó de “atrocidad” y “vergüenza” que Rusia esté “diezmando” a los ucranianos y señaló que para que “el mundo esté en paz, se necesita un Estados Unidos fuerte” y no uno “débil” como el actual.

Trump habló así al cierre de la penúltima jornada de la Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC), que se celebra en Orlando (centro de Florida) desde el jueves 24 de febrero.

A lo largo de casi una hora y media de discurso, Trump habló del “gran trabajo”, según sus palabras, que hizo como presidente (2017-2021) y del “caos” y el “desastre” causados por el demócrata Joe Biden, e hizo promesas para cuando esté de nuevo en el poder, aunque sin decir expresamente que busca ser candidato en 2024.

Te Recomendamos 

Ucrania: Reportan caída de un misil en un depósito de petróleo cerca de Kiev

El expresidente de EE.UU. Donald Trump calificó de “atrocidad” y “vergüenza” que Rusia esté “diezmando” a los ucranianos y señaló que para que “el mundo esté en paz, se necesita un Estados Unidos fuerte” y no uno “débil” como el actual.

Trump habló así al cierre de la penúltima jornada de la Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC), que se celebra en Orlando (centro de Florida) desde el jueves 24 de febrero.

A lo largo de casi una hora y media de discurso, Trump habló del “gran trabajo”, según sus palabras, que hizo como presidente (2017-2021) y del “caos” y el “desastre” causados por el demócrata Joe Biden, e hizo promesas para cuando esté de nuevo en el poder, aunque sin decir expresamente que busca ser candidato en 2024.

Según dijo, con George W. Bush en la Presidencia, Rusia invadió Georgia; con Barack Obama, Crimea, y con Joe Biden, Ucrania.

“Soy el único presidente estadounidense del siglo XXI en cuyo mandato Rusia no ha invadido otro país”, aseveró, antes de señalar que si él hubiera estado al frente de EE.UU., le hubiera sido “muy fácil parar esto” y criticar las “sanciones débiles” impuestas por unos “líderes tontos”.

Ante un público entusiasmado que aplaudía y coreaba eslóganes, el dirigente republicano no paró de criticar al presidente de EE.UU., Joe Biden, y a su Administración, al tiempo que prometió revertir todas sus políticas “patéticas” y “dañinas”.